HUESCA 2 - ANDORRA 0

Sarabia, fuera de sí contra los árbitros: "Nos ha tocado mucho los cojones"

El técnico del Andorra estalló tras la expulsión de Alende, que se tradujo en derrota de los suyos: "Hoy nadie sabía que había este partido, como no va a hacer ruido...".

Eder Sarabia discute con el colegiado./LALIGA
Eder Sarabia discute con el colegiado. LALIGA
Jonás Pérez

Jonás Pérez

Eder Sarabia ha estallado en una de las ruedas de prensa más tensas de toda la temporada: "Estamos de mala hostia, de muy mala hostia porque estamos de puta madre y porque nos ha tocado mucho los cojones lo que ha pasado". El técnico ya había mostrado públicamente su enfado cuando tiró el abrigo enrabietado tras la expulsión de Diego Alende por hacer falta siendo el último hombre. Vio la amarilla por protestar y se contuvo hasta que llegó al momento de hablar con los medios de comunicación: "Estábamos siendo infinitamente superiores. A partir de ahí, evidentemente el partido es otra historia. Pues nada. Otra vez más. A ver qué día tenemos suerte para que nos toque a nosotros a favor".

El cabreo de Eder Sarabia.

Era palpable su mosqueo, pero entonces le preguntaron si era injusta y su reacción lo dijo todo. Primero se rio y después apuntó irónica: "Joder, injusta". Sigue: "No sé, dímelo tú. Ni ellos la habían pedido. No es roja jamás en la vida, jamás en la vida. Nos estamos jugando la vida, lo tienes que tener tan clarísimo, tan clarísimo... Está Pastor a tres metros, José llegando... Jamás en la vida es roja. Pero vamos, pero vamos. Lo dicho. Siempre nos toca a nosotros en contra. Qué casualidad. Somos el equipo que menos faltas hace, que menos amarillas tiene y que más expulsiones tiene. (Ríe). Es de risa, vamos, de risa".

Razón no le falta en esta acción puntual. Varios jugadores del Andorra estaban a tiempo de interceptar la acción, que González Díaz podría haber saldado con cartulina amarilla. En la estadística sí patina algo, ya que el club andorrano suma su cuarta roja de la temporada y está igualado con Eibar, Alcorcón, Racing de Ferrol y Oviedo. El Tenerife lidera la clasificación con cinco expulsiones en lo que va de campaña. Más allá de eso, Sarabia no entiende tal volumen de sanciones.

El técnico dio un paso más y criticó las decisiones de los árbitros y la actitud que muestran tras ellas: "Que me van a dar explicaciones, al revés. Los de rojo lo veían todo clarísimo. Todos lo veían, que era clarísima. Ellos al final se protegen entre ellos. Así está la película. Estás preparando un partido cojonudo con un equipo que está en un momento cojonudo y que te compromete con muchas cosas. Veníamos con esa intención de poder ganar. Hasta que el árbitro ha decidido que el partido se acababa".

Todo bajo un discurso con la cabeza baja, con la sensación de estar midiendo sus palabras para evitar un conflicto mayor. Sarabia sigue: "Para nosotros siempre hay algo. La de Clerc es en la tibia y que si no es que no está apoyada... La de Rubén contra el Zaragoza, que si tiene mala suerte... Siempre, contra nosotros siempre qué casualidad que siempre hay alguna explicación para las jugadas. Lo dicho. A ver qué día nos pasa a nosotros. Cuando somos los que más atacamos, los que menos faltas hacemos... Qué casualidad. No me entra en la cabeza que seamos los que más rojas tenemos. Es imposible que alguien me lo pueda explicar y argumentar".

¿Y cómo está el vestuario? "Pues de mala hostia, de muy mala hostia porque estamos de puta madre y porque nos ha tocado mucho los cojones lo que ha pasado. Esa es la realidad. No queda más remedio. Estas dificultades nos van a hacer más fuertes". De hecho, confía en que así sea: "A nosotros espero que no. Ya lo hemos hablado, que vamos a tener que luchar contra los elementos. Que nos haga querer apretar más. Sabemos que es contra todo".

Continuando con el enfado, reclamó una mayor atención mediática a lo ocurrido: "Hoy seguramente nadie sabía que había este partido. Los del Huesca, los del Andorra que han venido hasta aquí, los de la pelea y pocos más... Los demás estarán pensando en el Barça, hoy es viernes, estarán por ahí. Y claro, como lo de aquí no va a meter ruido... Si fuera en Zaragoza o en no sé dónde, donde hay más revuelo y la gente aprieta más... Contra nosotros es muy fácil arbitrar. Una más. Una más en la que salimos perjudicados. Para mí no tiene ningún sentido analizar otras partes del partido".