FEDERACIÓN

Hacienda concluye que Rubiales "no tenía derecho" a la ayuda para su piso de lujo

Según 'El Confidencial', los técnicos de la Intervención General del Estado (IGAE) consideran probado que incumplió el reglamento.

Luis Rubiales, presidente de la Federación./GETTY
Luis Rubiales, presidente de la Federación. GETTY

Según 'El Confidencial', los técnicos de la Intervención General del Estado (IGAE) consideran probado que incumplió el reglamento.

Manuel Amor

Manuel Amor

Según el diario digital 'El Confidencial', Hacienda ha concluido que el presidente de la Federación, Luis Rubiales, "no tenía derecho" a la ayuda para su piso de lujo. Los técnicos de la Intervención General del Estado consideran acreditado que incumplió el reglamento interno de pagos del órgano federativo.

El informe de la IGAE, al que ha tenido acceso 'El Confidencial', sostiene que Rubiales aceptó privilegios económicos que no le correspondían para costearse un piso en el centro de Madrid. El documento lo deja claro: "Aunque se sostuviera que el acuerdo de la asamblea general de 26 de octubre de 2020 suprimió el requisito de tener domicilio habitual fuera de la Comunidad de Madrid, al menos desde mediados del año 2019 hasta el 26 de octubre de 2020 [fecha de la asamblea general de 2020], el presidente no tenía derecho a vivienda", dicen los funcionarios de la IGAE.

"Es relevante, porque uno de los contratos de arrendamiento, el correspondiente al año 2020, se suscribió el 20 de enero de dicho año", aclara este este departamento dependiente del Ministerio de Hacienda. Según el contrato, Rubiales era quien iba "a residir habitualmente en la vivienda". El piso, 125,68 metros cuadrados construidos, contaba con tres habitaciones y estaba ubicado en la planta 29 de Torre de Madrid. Posteriormente, siempre según 'El Confidencial' se mudó a una casa también de lujo en la calle Ferraz de Madrid.

Tras la información desvelada desde hace meses en la serie de informaciones llamada Supercopa Files, Rubiales aceptó modificar su salario y eliminar el variable que tenía asignado sujeto a los ingresos totales de la Federación. Aun así, 'El Confidencial' asegura que sigue manteniendo una ayuda de 3.000 euros, al menos, para la vivienda con la que paga la letra de la hipoteca de su actual casa, a pesar de tener un sueldo anual superior al medio millón de euros por su puesto en la RFEF y la UEFA.

Respuesta de la Federación

1- Es completamente falso que la RFEF pagara cantidad alguna al presidente de la RFEF en concepto de vivienda que no hubiera estado debidamente autorizada por la Asamblea General.

2- Es completamente falso que hubiera anomalía alguna en sus retribuciones salariales durante ningún mes como afirma el Informe de la IGAE, que para su elaboración no solicitó documentación complementaria alguna a la mínima solicitada por la Fiscalía a la RFEF. La RFEF acreditará ante la Juez competente la completa legalidad de todos los pagos efectuados.

3- El planteamiento efectuado por la IGAE y aplicado analogamente a situaciones idénticas haría irregular todas las ayudas del Estado o de las empresas para vivienda a los trabajadores desplazados que tuvieran derecho a dicha ayuda cuando llevaran más de 186 días en su nuevo destino o incluso se empadronaran en la nueva población de destino por ejemplo para poder inscribir a sus hijos en la escuela. Resulta contraria al más elemental sentido común y la práctica habitual de todas las administraciones y todas las empresas lo que afirma la IGAE en su informe. Viene a afirmar que el trabajador perdería dicho derecho a la ayuda cuando llevase 186 días en su nuevo destino.

4- La RFEF reitera que el Informe contiene evidentes errores, que se pueden deber a que la IGAE no solo no tiene la competencia para analizar acuerdos privados de entidades privadas utilizando exclusivamente fondos privados, sino que además no tiene la documentación completa como ya hemos comentado con anterioridad puesto que no la ha solicitado.

Se reitera la completa confianza en la Justicia y en la posibilidad de poder demostrar de manera completa y con toda la documentación disponible los errores del informe al que hace alusión el medio.