BARCELONA

Christensen, demasiado nivel para tanto silencio

Al danés, que podría regresar hoy a la titularidad, se le pide creérselo más.

Andreas Christensen, en acción frente al Viktoria Plzen en el Camp Nou. /GETTY
Andreas Christensen, en acción frente al Viktoria Plzen en el Camp Nou. GETTY

Al danés, que podría regresar hoy a la titularidad, se le pide creérselo más.

Toni Juanmartí

Toni Juanmartí

Dicen que cuesta echar de menos aquello a lo que no estás acostumbrado. El caso de Andreas Christensen lo desmiente. El central apenas ha disputado seis partidos con el Barça, tiempo suficiente para exhibir un catálogo repleto de cualidades. Tan sorprendente fue su aterrizaje que los técnicos no tardaron en pedirle más. No en lo deportivo, sino a nivel de liderazgo.

Fichado a coste cero procedente del Chelsea, el danés despertó alguna duda en el tramo final del curso pasado. Su discreta actuación frente al Real Madrid en Champions pasó factura en términos de popularidad. Después, la llegada de Kounde parecía relegar a Andreas a un rol más de rotación. Cuando el balón echó a rodar en pretemporada, sin embargo, el zaguero dejó a todos boquiabiertos.

Vitola de titular desde el primer día de pretemporada

Andreas Christensen se afianzó con Eric, formando una pareja que dejó inmejorables sensaciones. El arranque de campaña confirmó la solidez del danés, a quien Xavi empezó a reservar en Liga para afrontar con las pilas cargadas los compromisos de Champions. Señal inequívoca de tasación 'premium'.

Christensen ha aterrizado en Barcelona sorprendiendo a todos.  GETTY
Christensen ha aterrizado en Barcelona sorprendiendo a todos. GETTY

Curiosamente, el Barça se encontró en Europa con Inter y Bayern, dos equipos que pretendían al zaguero. El padre de Andreas siempre priorizó al conjunto azulgrana, y aún más tras escuchar los consejos de Michael Laudrup, con quien la familia Christensen mantiene una buena relación personal. Además de Laudrup, Peter Schmeichel y Carles Puyol son otros referentes del zaguero, que vive en la zona de Sant Just junto a su pareja.

El cuerpo técnico le pide más carácter y liderazgo

El cuerpo técnico alucina con el rendimiento del central, sobre todo con su salida de balón y capacidad de anticipación. Ni una sola fisura. De hecho, solo se le anima a mejorar en el aspecto extradeportivo. Andreas es un tipo reservado y la barrera del idioma acentúa dicha característica -está esforzándose para aprender castellano lo antes posible-. El 'staff' aspira a que el danés se lo crea más: que hable más, que dé más indicaciones y que corrija más a sus compañeros. En definitiva, que se atreva a liderar la zaga.

Christensen se lesionó frente al Inter en Milán.  GETTY
Christensen se lesionó frente al Inter en Milán. GETTY

Se ha revalorizado estando lesionado

Una lesión nunca llega en buen momento, pero la suya en Milán fue especialmente dolorosa. Estaba 'on fire' y se vio obligado a parar cuatro semanas a causa de un esguince en el tobillo izquierdo. Durante ese tiempo, el equipo cayó eliminado en Champions e hincó la rodilla en el Clásico. Revalorizarse sin jugar también es posible.

Andreas reapareció ante el Almería y este martes podría ser titular en El Sadar. Recuperar el tono de cara al inminente Mundial es ahora la prioridad. Tras la cita en Catar, Andreas retomará su misión principal: consolidarse como pieza fija para Xavi.