BETIS

Sainete para despedir la gira del Betis: ¡Pellegrini, expulsado!

El Betis vuelve a perder, esta vez por la mínima, en el último amistoso ante Colo-Colo. Juan Cruz se fue lesionado.

Piero Maza, árbitro del partido, expulsa a Manuel Pellegrini./Elvis González / Efe
Piero Maza, árbitro del partido, expulsa a Manuel Pellegrini. Elvis González / Efe

El Betis vuelve a perder, esta vez por la mínima, en el último amistoso ante Colo-Colo. Juan Cruz se fue lesionado.

Samuel Silva

Samuel Silva

El Betis culminó su gira más negra con un nuevo sainete en Viña del Mar ante Colo-Colo. Esta vez no encajó cinco goles como tres días antes en Concepción, pero la imagen volvió a ser lamentable. Al parte de bajas sumó la lesión muscular de Juan Cruz y para cerrar el círculo hasta Manuel Pellegrini acabó en la caseta antes de tiempo tras sus reiteradas protestas a Piero Maza, el árbitro chileno del encuentro.

El gol de Leonardo Gil, cuando faltaban 13 minutos para terminar el partido, le bastó a Colo-Colo para sumar su segundo triunfo ante el Betis en 72 horas. Con menos intensidad que en el amistoso anterior, el equipo chileno se benefició de la desgana verdiblanca. Habrá muchos atenuantes a los que acudir para justificar el 10-0 encajado en Sudamérica -4-0 ante River Plate y 5-0 y 1-0 ante Colo-Colo-, pero el Betis ha dejado unas paupérrimas sensaciones. Y tampoco venía de cuajar un buen partido en Mestalla para despedir la Liga (3-0).

La gira ha servido para lucir la marca Betis fuera del terreno de juego. Numerosas actividades han desarrollado los jugadores tanto en Argentina como en Chile, aunque eso también ha significado horas de desplazamientos y cansancio para unos futbolistas que mentalmente estaban de vacaciones. E incluso algunos con la desazón del Mundial todavía en la cabeza, como Borja Iglesias o Sergio Canales.

Canales persigue a Rojas. EFE
Canales persigue a Rojas. EFE

El cántabro dejó la única noticia positiva de la jornada. Tras retirarse cojeando en el último partido, tras recibir un fuerte golpe, Pellegrini lo colocó como titular junto a Paul en la medular. Sólo disputó Canales los primeros 45 minutos, pero al menos tranquilizó a todos dejando comprobar que su estado físico era el adecuado para disputar un partido.

Quiso salir el Betis al partido con cierto aire de revancha ante Colo-Colo, que apenas 72 horas antes le había endosado una manita de las que duelen hasta en un partido amistoso. La primera declaración de intenciones la hizo Manuel Pellegrini, al que no le gustó ni una pizca el sonrojo en el estreno en su país. En el campo puso el técnico a un once muy titular dentro de lo que disponía, además de que la actitud de los futbolistas fue distinta. Las patadas ya no sólo fueron del conjunto chileno sino que los verdiblancos respondieron dentro del campo.

Con el paso de los minutos, el Betis se fue del partido y se centró más en esa pelea con los chilenos. El carrusel de tarjetas amarillas lo comenzó Borja Iglesias, que soltó el brazo con la intención de impactar en un defensa. A partir de ese momentos los enganchones casi se sucedieron en cada acción. Nuevas tarjetas para Gil y Luiz Henrique. Luego, Gustavo Quinteros, entrenador de Colo-Colo, expulsado. Hasta que llegó la gran tángana del partido, por un rifirrafe entre Miranda y Bolados. A las expulsiones de ambos jugadores siguió la de Pellegrini, que, en una imagen poco habitual, se metió en el campo para protestar al árbitro.

Fue casi lo último del partido de despedida de la gira sudamericana del Betis. Pocas conclusiones positivas se podrán extraer de tres partidos y tres derrotas. Ni un solo gol a favor y diez en contra. Un final de gira que, al menos, significará 15 días de descanso para unos futbolistas que lo necesitan.

El parte médico

La peor noticia del Betis llegó con la lesión de Juan Cruz. En un intento de controlar la pelota, el hispano-argentino se quedó parado, al sentir un pinchazo en la parte posterior de la pierna izquierda. El joven pidió el cambio y se marchó al banquillo contrariado. A la espera de las pruebas médicas que confirmen el alcance exacto de la dolencia, todo apunta a una rotura muscular que lo tendrá varias semanas apartado del equipo, con lo que, probablemente, se pierda el regreso al trabajo a comienzos de diciembre.

Menos graves son las dolencias de Aitor Ruibal y Víctor Ruiz, que no pudieron participar en el último encuentro de la gira por unas leves molestias. Igualmente, Dani Martín también se quedó sin participar por un problema gástrico que había sufrido en las últimas horas.