FC BARCELONA

Arnau Tenas, compromiso y liderazgo para la portería del futuro

El guardameta acumuló 180 minutos entre la sub-21 y el filial del Barça en apenas 24 horas.

Arnau Tenas, en un entrenamiento./FCB
Arnau Tenas, en un entrenamiento. FCB

El guardameta acumuló 180 minutos entre la sub-21 y el filial del Barça en apenas 24 horas.

Albert Rogé

Albert Rogé

Todos los que han compartido alguna vez vestuario con Arnau Tenas destacan su liderazgo. Tanto dentro como fuera del terreno de juego. Este fin de semana volvió a demostrarlo. El guardameta ha hecho algo poco común en el fútbol profesional: disputar dos partidos completos en menos de 24 horas.

Arnau Tenas fue uno de los tres azulgranas que fue citado por la sub-21 de España. Con él viajaron Alejandro Balde, que no jugó al ser citado para el Mundial, y Pablo Torre, que salió en el tramo final. Tenas, que es una pieza clave para el seleccionador De la Fuente, disputó los noventa minutos a pesar de ser un amistoso.

El portero, antes del arranque del partido, ya se había comprometido con Rafa Márquez que el día siguiente, si el técnico lo quería, estaría bajo los tres palos del Barça Atlètic en el partido de la Primera RFEF ante el filial del Athletic. Así fue.

0 goles en 180 minutos

El partido con la camiseta del combinado español fue tranquilo para Arnau Tenas. Poco trabajo para el azulgrana, que vio como Beñat Turrientes y Manu Sánchez marcaban los goles (2-0) ante Japón. Una vez terminó el partido en Sevilla, Tenas se fue al hotel para descansar y en la mañana del sábado viajó para Barcelona.

A las 19:00 arrancaba el duelo de filiales entre Barça y Athletic con Tenas con el brazalete de capitán. Ahí sí que tuvo más trabajo. Mucho más. El blaugrana fue clave, con sus buenas intervenciones, para que el filial sumara los tres puntos y ascendiera a la sexta posición de la Primera RFEF. A pesar del cansancio de los cinco días en Sevilla con la sub-21, a Tenas poco se le notó, siendo más las ganas que tenía de ayudar que la acumulación de minutos.

Futuro pendiente

Arnau, que se ha formado en la Masia desde fútbol siete, termina contrato este verano, pero el club azulgrana tiene la opción de prorrogarlo dos temporadas más. Fijo en el filial y habitual en la dinámica del primer equipo, es un jugador muy querido por el vestuario y el cuerpo técnico.

Durante los próximos meses, club y jugador hablarán para ampliar su vinculación para las próximas campañas. Tenas, que vive el Barça como pocos, quiere seguir manteniendo el sueño de ser un día el portero del primer equipo del Barcelona. Con Ter Stegen e Iñaki Peña por delante, el guardameta piensa en aprovechar todas las oportunidades que tenga, ya sea con el filial o la sub-21, para seguir demostrando que la portería del Barça está asegurada para los próximos años.