SEVILLA FC

Alegría con el presente de Isaac Romero y calma con su futuro

Tanto los agentes del jugador como la dirección deportiva sevillista quieren dejar pasar las semanas para liberar al canterano y afrontar su mejora de contrato. Puede ser importante en verano para obtener liquidez.

Isaac Romero asiste a En Nesyri en Vallecas./EFE
Isaac Romero asiste a En Nesyri en Vallecas. EFE
Alonso Rivero

Alonso Rivero

Sin duda Isaac Romero es el gran protagonista del Sevilla desde que se cayera la cesión de Fofana, y el club decidiera apostar por su inscripción como jugador del primer equipo a todos los efectos. 4 goles en apenas 6 partidos, es una carta de presentación que ni los más incondicionales del canterano podían imaginar.

Ya desvelamos en Relevo las intenciones del club. Más allá del momento, la dirección deportiva decidió en diciembre que el lebrijano sería inscrito. Su campaña en el Sevilla Atlético bien merecía una oportunidad; su edad, una desventaja para poder actuar antes con el primer equipo, se convertiría en un argumento potente para confiar en su madurez. No era fácil el contexto en el que debía subirse al barco.

Hubo revuelo con su contrato, aclarado por este medio: Isaac ampliaría un año más su estancia en su casa de manera unilateral, en el momento en el que el Sevilla lo inscribiera como jugador del primer equipo y elevaría su cláusula hasta los 15 millones de euros aunque podría subir algo más en función de los partidos que dispute. Sus minutos de calidad en la élite no han pasado desapercibido pero de momento, todas las partes que tienen poder sobre su futuro miran con calma el presente.

Porque en las oficinas del Ramón Sánchez-Pizjuán tienen claro que quieren seguir contando con él, pero también que precipitarse ahora puede ser malo para ambas partes. "Calma", comentan. Sólo el regreso de En Nesyri y Nyland, le ha permitido compartir el foco de la desesperación, de aquellos que ven lógicamente a estos tres jugadores como fundamentales para la permanencia. Es por ello que quieren liberarlo en la medida de lo posible de presiones y que su rendimiento se mantenga con regularidad durante más semanas.

En el entorno del jugador mantienen esa misma dinámica, que el sevillano se aisle de la música que hay alrededor suya y que se dedique a consolidarse en la élite aunque están seguros que ofertas por él llegarán. No hay prisas por atar más en corto su futuro al Sevilla aunque aguardan a esa primera llamada que inicie las conversaciones. Isaac de momento afronta su irrupción en el primer equipo con la mayor naturalidad posible. Echa la vista atrás y ve lo que le ha costado conseguir esta oportunidad que no quiere dejar escapar.