BARÇA

El terremoto Giráldez pilló por sorpresa a las jugadoras del Barça y abre un casting inesperado

Pocos conocían la decisión del entrenador, cuyo sustituto puede estar en casa, como en los últimos antecedentes.

Giraldez, en el partido de Champions League ante el Rosengard en Malmo. /EFE
Giraldez, en el partido de Champions League ante el Rosengard en Malmo. EFE
Sandra Riquelme

Sandra Riquelme

Jonatan Giráldez no continuará en el Barça la próxima temporada. La noticia adelantada por Relevo en la tarde de este jueves supuso un terremoto en el universo azulgrana, sobre todo porque muy pocos conocían la decisión del vigués, comunicada hace unos días al club. De hecho, al menos de manera colectiva, Giráldez no se lo había trasladado a las jugadoras.

Sí lo sabían miembros de su staff, del mismo modo que miembros de la junta directiva culé como el propio presidente, Joan Laporta, Xavi Puig, máximo responsable directivo del Barça femenino, o Marc Vives, sustituto de Markel Zubizarreta en la dirección deportiva y uno de sus grandes valedores previos a su salto al banquillo azulgrana. La noticia saltó el jueves, justo instantes antes de que se celebrara la cena de Navidad de las plantillas profesionales del Barça. Ahí se vio las caras con unas jugadoras que vivían ajenas a la noticia.

Como en cada vestuario, la decisión caerá mejor o peor según la jugadora. El sentir general es que deportivamente se han conseguido éxitos y lógicamente el entrenador ha tenido una parte de culpa importante, tanto por sus decisiones como por su exigencia y ambición. Las futbolistas se han sentido exprimidas en el buen sentido, alcanzado cotas de rendimiento óptimas. Sin embargo, su lunar está en la gestión más personal y anímica.

Internamente ya se han ido cocinando movimientos internos postulándose ahora que va a haber cambios. El caso es que su salida supone otro golpe, el segundo de manera casi consecutiva después de la marcha del gran cerebro y artífice de la época dorada del Barça femenino, el de las dos Copas de Europa: Markel Zubizarreta. De hecho, en los pasillos se especulaba con la opción de que Markel estuviera detrás de Giráldez para llevarlo a la Selección. Sin embargo, todo apunta a que el vigués probará suerte en la NWSL, la liga de Estados Unidos, donde uno de sus equipos icónicos le habría presentado una oferta casi irrechazable.

Una gestión difícil

Con la decisión de no continuar de Giráldez, se abre un escenario complicado, en tanto en cuanto el vestuario ya sabe que su jefe y entrenador no continuará, lo que habitualmente erosiona la gestión del grupo. Además, sobre la mesa se encuentran renovaciones de peso, como la de Alexia Putellas o Mariona (la de Mapi está más que encarrilada), que tendrán que decidir su futuro seguramente sin conocer quién será su próximo entrenador.

Un casting que, por cierto, se abre desde ya. En juego, ocupar el banquillo del por ahora mejor equipo del mundo. Con la particularidad de que los últimos inquilinos salieron de la casa e incluso en los dos últimos casos del cuerpo técnico existente. Fran Sánchez salió del fútbol formativo, Lluís Cortés trabajaba en el staff de este y Jonatan Giráldez, con el último. Ahora mismo, Rafel Navarro y Pere Romeu son sus asistentes. El nivel al que se ha situado el equipo exigirá profesionales de experiencia y a la altura de un vestuario lleno de estrellas y en un mercado con cada vez más figuras. Además, la coyuntura económica del club invita a pensar en no hacer grandes esfuerzos económicos.