'CASO CARMELO'

Así se engaña a un futbolista con un contrato profesional 'fake'

Durante su relación laboral con Javi Castellano, Carmelo Vicente Parra 'falsificó' un precontrato con el Málaga. "No tenemos constancia de nada", dicen desde el club andaluz.

Javi Castellano explica cómo se sintió tras el problema con el presunto contrato con el Málaga./Michele Novovitch
Javi Castellano explica cómo se sintió tras el problema con el presunto contrato con el Málaga. Michele Novovitch

Durante su relación laboral con Javi Castellano, Carmelo Vicente Parra 'falsificó' un precontrato con el Málaga. "No tenemos constancia de nada", dicen desde el club andaluz.

Sandra Riquelme

Sandra Riquelme

Carmelo lleva tanto tiempo dejando 'amigos' por el camino que se parece a Leonardo DiCaprio en 'Atrápame si puedes'. Se sienten estafados. Muchos. Más de 25 diferentes. Uno de sus números más celebres recuerda a cuando el actor falsifica los sellos de una compañía aérea para conseguir la licencia de piloto. Cambiando a la compañía aérea por el Málaga CF y la licencia de piloto, por un precontrato, podría parecerse a esta historia del 'caso Carmelo'.

Antes de entrar en harina, Carmelo Vicente Parra es el agente de futbolistas que se ha pasado los últimos años de su vida tratando con jugadores... casi siempre a su favor, según relatan ellos mismos, que se sienten, como decimos, estafados. Y aportan documentos para defender esta postura. La punta del iceberg es Javi Castellano. El exfutbolista de Las Palmas se armó de valor para denunciar su situación en Relevo. Su valentía contagió al resto de afectados, que ayer rompieron su silencio. Más de 40 jugadores se pusieron en contacto con Javi y con Relevo: "Carmelo también me estafó a mí".

Cuando Javi jugaba en el Logroñés, y antes de que acabase la temporada 2021/22, Carmelo le ofreció un precontrato con el Málaga. El relato que van a leer a continuación adopta tintes novelescos por cómo se produjo y por su desenlace. 

Un sello falso y un precontrato muy creíble

El 10 de marzo, Javi y Carmelo quedan en el Hotel Los Bracos, en Logroño. Carmelo le entrega el precontrato en una carpeta con el escudo del Málaga. En el interior, aparece el sello del club. Además, le comenta que la negociación se ha llevado a cabo con José María Muñoz, el administrador judicial del club, porque Manolo Gaspar, el director deportivo, es un "pintao". También le cuenta que, gracias a su buena relación con José María Muñoz, en vez de 180.000€, va a recibir 240.000€.

Cuando Javi abre la carpeta, se encuentra con el precontrato. En el primer papel aparece el escudo del Málaga con los datos del club y los de José María Muñoz. Además, el contrato señala cláusulas totalmente lógicas -según Javi Castellano- en un escrito de este tipo. Desde que el futbolista no podía vivir a más de 50 kilómetros de Málaga hasta que si el equipo descendía de categoría, el contrato no se haría efectivo.

Tanto el envoltorio como el contenido del precontrato eran creíbles. "Revisé todo, me lo leí al pie de la letra. He leído mil contratos y este daba el pego perfectamente. ¿Cómo iba a pensar que era falso?", explica Javi incrédulo.

El Málaga niega tajantemente su relación con Carmelo

Relevo se puso en contacto con el Málaga, que nos explicó su forma de proceder en cuanto a los contratos se refiere. Además, también se encargó de negar cualquier tipo de relación con Carmelo Vicente Parra: nunca han trabajado con él.

Desde el club aseguran que, por su forma de trabajar, es muy difícil que situaciones como la del Hotel Los Bracos se produzcan. También se encargan de dejar bien claro que ellos solo trabajan con intermediarios de reconocido prestigio y que, una vez que se acuerdan las condiciones del contrato, estas pasan al departamento jurídico, que redacta los borradores de los contratos.

Ni los abogados del club malacitano, ni Manolo Gaspar, ni José María Muñoz tenían constancia del contrato ni del nombre de Carmelo Vicente Parra. A pesar de que el propio Carmelo le aseguró a Javi que guardaba una buena relación con el administrador judicial del club. No es de extrañar, pues utilizó la misma táctica con el Eibar, afirmándole a Javi que Amaia Gorostiza, la presidenta del club, era como su "prima segunda".

Cuando el acuerdo entre el club, el agente y el futbolista es total, se cita a todas las partes en el club y se procede a la firma, tal y como nos indican desde el Málaga. Además, el último en firmar siempre es el administrador del club. No el primero, tal y como quería hacerle creer Carmelo a Javi.

El contrato de Özil, la llamada de Benzema...

Carmelo, que sigue al pie de la letra su modus operandi, no era la primera vez que falsificaba un precontrato. Tampoco iba a ser la última. A Jesús Godino le ofreció un precontrato con el Manchester United, nada más y nada menos. "La carpeta llevaba el escudo del club y una especie de sello de oro. Me lo creí", relata el futbolista.

Durante estos años, Carmelo tampoco ha tenido reparo en enseñar los supuestos contratos de Özil o Karim Benzema, según cuenta Blas Álvarez. Tampoco las llamadas, como cuando Blas estaba tomando algo con él en Sevilla y de repente le llamó Karim Benzema. "Me enseñó la pantalla del móvil para que viese su nombre", recuerda entre risas.

Sandra Riquelme
Sandra Riquelme

Responsable de fútbol

Periodista y creadora de contenido, no tienen por qué estar reñidos. Colgué las botas a los 23. Especialista en fútbol. Os diría que soy especialista en fútbol femenino, pero prefiero