COPA DEL REY | BETIS

Los penaltis castigan al Betis: la semana más dura del campeón

El equipo verdiblanco cae de nuevo desde los once metros como ocurriera en Riad ante el Barcelona en la Supercopa.

Guido, que luego fallaría su lanzamiento, consuela a Canales tras errar el penalti./EFE
Guido, que luego fallaría su lanzamiento, consuela a Canales tras errar el penalti. EFE

El equipo verdiblanco cae de nuevo desde los once metros como ocurriera en Riad ante el Barcelona en la Supercopa.

Samuel Silva

Samuel Silva

El Betis ha sufrido dos decepciones en apenas siete días. De la eliminación en la semifinal de la Supercopa de España ante el Barcelona a la de Osasuna en los octavos de la Copa del Rey. Las dos desde los once metros. Los mismos penaltis que dieron la gloria en La Cartuja han castigado ahora a los verdiblancos, que se han quedado sin dos de las ilusiones de la temporada. "Ha sido una semana dura, muy frustrante, pero hay que ser fuerte en la adversidad. Hay que volver a competir el sábado para seguir en la Liga", indicó Manuel Pellegrini, que ahora buscará que su equipo sea capaz de dejarlo atrás para centrarse en las dos competiciones que le restan.

Fue un cruel adiós para el campeón. En un partido disputado, el Betis tomó ventaja con el tanto de William Carvalho, el mejor sobre el césped mientras lo acompañaron las energías, pero en la prolongación una concatenación de errores acabó en el gol de David García. La prórroga parecía llegar mejor para Osasuna, más entero físicamente que un Betis castigado también por las lesiones, pero este equipo que dirige Pellegrini tiene carácter. Y así se puso otra vez por delante con el tanto de Sabaly.

El segundo golpe llegaría nada más empezar la prórroga. "Quizá ha sido lo peor del partido", reflexionó Borja Iglesias. Un balón en largo de Aridane que peinó Budimir por encima de Luiz Felipe acabó en el tanto de Rubén García, más listo que Sabaly y Édgar. De nuevo la igualada en el marcador. Y otra vez ambos conjuntos a tumba abierta hasta llegar a los penaltis.

Demasiado reciente tenía el Betis la eliminación ante el Barcelona. Y también Claudio Bravo, que otra vez se fue de vacío. No le ocurrió lo mismo a Sergio Herrera, un especialista que se lució ante Canales, que ya falló en la última eliminación copera en Heliópolis ante el Athletic. "Era un momento que había soñado. Siempre tenemos la intuición de que puede pararlos", indicó Arrasate, que expresó esa confianza que todo Osasuna tenía en su portero. El resbalón final de Guido le puso más crueldad a la eliminación del campeón.

"Es un doble golpe muy duro. Merecimos más ante Barcelona y Osasuna", indicó Pellegrini, que ahora tendrá que levantar a su vestuario. "Tenemos que ver lo anímico y lo físico. Hay que seguir mirando hacia adelante, asimilarlo lo más rápido posible. Es una desgracia pero hay que tratar de aprovecharla, vamos a estar más frescos", indicó el técnico chileno, que siempre tiene la palabra adecuada para momento. Al Betis le quedan por delante la lucha por la Champions y la Europa League. Pero ya no podrá seguir defendiendo el cartel de campeón de Copa. Osasuna se vengó 18 años después de aquella final en el Vicente Calderón para meterse en los cuartos.