VILLARREAL - REAL MADRID

Palo para Lunin: se enteró de su suplencia en la Copa del Rey… por la rueda de prensa

El ucraniano regresará al banquillo en Copa. Ancelotti no le había comunicado personalmente la decisión.

Lunin, durante un calentamiento con el Real Madrid. /GETTY
Lunin, durante un calentamiento con el Real Madrid. GETTY

El ucraniano regresará al banquillo en Copa. Ancelotti no le había comunicado personalmente la decisión.

Manuel Amor

Manuel Amor

"¿Si mañana van a jugar Courtois y Benzema? Sí, los dos". Fue una de las primeras respuestas de Ancelotti en la comparecencia previa al encuentro ante el Villarreal y la extraña manera en la que Lunin se enteró de que volverá a ser suplente en la Copa del Rey. El técnico italiano no había dialogado durante el entrenamiento con el portero, desconcertado por una práctica poco habitual en Carletto, que acostumbra a desvelar sus onces en las horas previas al partido y a ofrecer pocas pistas en el vestuario.

Después de salir de inicio y dejar su portería a cero contra el Cacereño, el ucraniano confiaba en sus opciones de repetir bajo los palos. No será así y la película vuelve a repetirse con él. La temporada pasada fue titular en las dos primeras rondas de Copa (Alcoyano y Elche) y, en cuanto llegó el primer encuentro de altísima dificultad (el Athletic en San Mamés), Ancelotti apostó por Courtois y mandó al ucraniano al banquillo. Esta campaña, más de lo mismo... o peor.

El curso anterior, al menos, el ucraniano sí tuvo la oportunidad de disputar la eliminatoria de octavos de final. Esta vez ni siquiera llegará a esas alturas. El Real Madrid se juega mucho en Vila-real (debe reaccionar tras la contundente derrota en el Clásico de Arabia) y Ancelotti optará por mantener a su competidor en el puesto.

En el vestuario no sorprende

La decisión de Ancelotti no causó excesiva sorpresa (más allá del modo de comunicarla) en el resto de jugadores de la plantilla. Son conscientes de que el partido de este jueves es más importante de lo que pueda parecer y que Carlettotiene una fe ciega en su portero titular, que viene de completar dos notables actuaciones ante Valencia y Barcelona en la Supercopa. La confianza en Lunin no es tan alta.

Lunin observa a Courtois durante un entrenamiento.  EFE
Lunin observa a Courtois durante un entrenamiento. EFE

Para el guardameta, en cualquier caso, su nueva suplencia supondrá un golpe duro. La ciatalgia que sufrió el belga en los primeros meses de temporada le hizo saltar a escena... y respondió con creces. El equipo no perdió en los seis partidos que disputó (cuatro victorias y dos empates) y completó alguna actuación destacada, como en la victoria en el Clásico liguero (3-1) disputado en octubre en el Bernabéu.

Acaba contrato en 2024

Durante este mercado invernal, tal y como adelantó Relevo, el guardameta ha disfrutado de ofertas para abandonar el Real Madrid. El Ajax fue uno de los equipos que llamó a su puerta (tenían al ex de Real Valladolid o Leganés como prioridad) antes de atar el fichaje de Rulli. El mensaje de Lunin a los neerlandeses fue el mismo que transmitió ante los medios tras ganar al Cacereño: "Llevo tres años trabajando, sufriendo, esperando y entrenando, pero no para irme. Mi idea es quedarme". Su postura no concedió ninguna duda: no quería irse en enero.

Varios equipos de la Premier y de la Bundesliga también han mostrado interés en la incorporación del arquero, que termina contrato con el club blanco en 2024. En pocos meses entrará en su último año de contrato y ahí será momento de decidir. En la entidad valoran su profesionalidad, humildad y discreción, pero su etapa en el Madrid ha estado marcada por varias cesiones improductivas (Real Valladolid, Leganés y Oviedo) y por la escasez de minutos. Y no hay visos de que esa situación pueda revertirse a corto plazo. Si decide salir en busca de minutos, se le abrirán las puertas.

Manuel Amor
Manuel Amor

Redactor

Fútbol nacional, internacional, mercado, polideportivo... y cualquier tema relacionado con el deporte. Ferrolano y gallego, por ese orden.