FÓRMULA 1

Estos son los motores que llevan los coches de Fórmula 1 en 2024

Cuatro fabricantes se reparten los motores de los 20 monoplazas que conforman la parrilla de la Fórmula 1.

El nuevo Williams FW46 para la temporada 2024../Reuters
El nuevo Williams FW46 para la temporada 2024.. Reuters
Javier Mercadal

Javier Mercadal

La Fórmula 1 es un deporte especial en el sentido de que el mejor deportista no siempre tiene la mayor posibilidad de ganar. El porcentaje es difícil de determinar, pero tanto hombre como máquina tienen voz y voto a la hora de determinar un campeón. En cierto modo, los coches son tan estelares como los pilotos, y una de las partes más destacadas de todo monoplaza es el motor. Se trata del corazón del vehículo, lo que le permite alcanzar velocidades superiores a los 300 kilómetros por hora. Obras de ingeniería en constante evolución.

Como casi todo lo referente al Gran Circo, los motores cuentan con normativas y reglajes estrictos. La FIA busca la mayor igualdad posible entre equipos en pos de la competitividad y el espectáculo, por lo que los cambios se adaptan progresivamente a los avances tecnológicos que se van produciendo. El último gran cambio de normativa se produjo en 2022, prometiendo una nueva era en la F1. Las modificaciones, por supuesto, también afectaron a los propulsores de los coches.

Qué motores llevan los coches de Fórmula 1

Actualmente, los monoplazas cuentan con motores V6 1.6 turno híbrido. Es el mismo bloque existente antes de las modificaciones de reglamento, aunque poseen una mayores restricciones en el uso de materiales así como la estandarización de piezas como la bomba de combustible.

La intención de la FIA con sus nuevas normas era, esencialmente, el reducir costes, como ya se ha mencionado en las restricciones de materiales, así como en el incremento del peso, eliminando la exclusividad de las células de las baterías y del proveedor de turbocompresores y estandarizando la ya comentada bomba de combustible HP.

El próximo gran cambio en los motores de Fórmula 1

El próximo gran cambio en la Fórmula 1 respecto a los motores está aprobado para 2026. Hasta entonces, prevalece el periodo de congelación de las unidades de potencia. Esto implica que la FIA solo tiene previsto autorizar aquellas motivaciones que respondan a los principios de reducción de costes o mejora de la fiabilidad.

Los motores en 2026 seguirán formados por un motor de combustión V6, aunque se aumentará la potencia del MGU-K hasta los 350 KW en lugar de los 120 actuales, mientras que el MGU-H, esto es el motor-generador asociado al turbo, desaparece para simplificar la parte eléctrica del propulsor. Además, en 2026 el combustible utilizado deberá ser 100% sostenible. En 2022 ya se dio un gran paso de gigante a este respecto. No en vano, la pasada temporada la proporción de biocomponentes se situó en el 10%, muy por encima del 5,75% de 2021.

Imagen promocional del nuevo Stake F1, que contará con motor Ferrari. TEAM STAKE F1
Imagen promocional del nuevo Stake F1, que contará con motor Ferrari. TEAM STAKE F1

Estos cambios implicarán la entrada de nuevos fabricantes en el Gran Circo. Hasta seis marcas han confirmado su intención de estar en la F1 una vez los nuevos motores han sido aprobados: Ferrari, Mercedes, Renault, Honda, Audi y Ford, que regresa a la F1 para aliarse con Red Bull. Inicialmente parecía que Porsche poseía la intención de estar presente en la parrilla, sin embargo según publicó Motorsport los planes del fabricante alemán de desembarcar en la Fórmula 1 habrían quedado congelados. Por su parte, Honda, que termina su compromiso con la escudería austriaca a finales de 2025, podría continuar en la parrilla unido a Aston Martin.

¿Qué marca de motor lleva cada equipo de Fórmula 1 en 2024?

  • Red Bull - Motor Honda RBPT
  • Ferrari - Motor Ferrari
  • Mercedes - Motor Mercedes
  • Alpine - Motor Renault
  • McLaren - Motor Mercedes
  • Aston Martin - Motor Mercedes
  • Stake F1 Team - Motor Ferrari
  • Haas - Motor Ferrari
  • Visa Cash App - Motor Honda RBPT
  • Williams - Motor Mercedes

El cambio de sonido de los motores en la Fórmula 1

Para el espectador, uno de los cambios más notables con la entrada de la nueva normativa la pasada temporada fue el del sonido de los motores. De repente, los coches eran menos ruidosos de lo habitual. Algo que en un deporte con una banda sonora tan característica como la Fórmula 1 generó mucha controversia. El motivo se debe a la inclusión de la válvula wastegate dentro del tubo de escape. Se trata de un dispositivo integrado en el turbo de los motores que sirve para desviar los gases de la turbina y así controlar la presión de sobrealimentación del sistema y mantenerla por debajo de la máxima permitida. Esto aumenta la fiabilidad del turbocompresor y, por tanto, del motor.

Hasta 2022, la válvula wastegate estaba representada en el exterior por uno o dos pequeños tubos situados junto al tubo de escape, que ayudaban a expulsar los gases sobrantes. Sin embargo, pronto los equipos vieron en ella una ventaja aerodinámica, pues les permitía redirigir dichos gases hacia el alerón trasero en busca de una mayor velocidad. La FIA aprovechó los cambios para integrar dichos escapes en el interior del tubo de escape, desapareciendo con ellos el ruido tan característico que emitían.

No obstante, no se trata ni mucho menos del mayor cambio drástico en la sonoridad de un F1 que se ha producido en los últimos años. De hecho, la mayor modificación tuvo lugar en 2014, con la introducción de los motores híbridos V6 en lugar de los V8 que se estaban utilizando hasta la fecha. En aquel momento, el cambio generó muchas críticas dentro y fuera del Gran Circo, al considerar que se había acabado con uno de los alicientes del espectáculo. Pese a que hubo voces que apuntaron que una menor intensidad era positivo para acercar a los seguidores a los circuitos, especialmente a los más pequeños, lo cierto es que el nuevo sonido no gustó y la prueba es que los coches de 2023 ya sonaban más fuerte que aquellos primeros de la era híbrida.