TOUR DE FRANCIA

Pogacar se libra de los temidos abanicos y Groenewegen pone la salsa en Dijon

El campeón neerlandés se impone al viento y gana por delante de Philipsen en la tercera etapa llana del Tour de Francia.

Pogacar, en el pelotón durante la sexta etapa del Tour./REUTERS
Pogacar, en el pelotón durante la sexta etapa del Tour. REUTERS
Daniel Arribas

Daniel Arribas desde París

Corría el pelotón con la calma que acostumbra en una jornada sin grandes puertos de montaña, la tercera de este Tour, cuando la fuerza del viento irrumpió en escena y, como cumpliendo las súplicas de quienes miran desde el otro lado, añadió algo de salsa a una carrera que, casualidad o no, llegaba este jueves a las calles de Dijon.

Los abanicos, los dichosos abanicos, partieron el grupo principal en tres y dejaron solo en el tren cabecero a Tadej Pogacar, algo que no gustó nada en el coche del UAE Team Emirates. "Chicos, tened cuidado, por favor", señalaron por radio. "Tadej no se puede quedar aislado en una situación así".

El Visma-Lease a Bike, en cambio, no sufrió cortes, así que siguiendo con esa comunicación cinematográfica a la que nos tiene acostumbrados, como si supieran que los ojos y los oídos de la gente siempre están pendientes, aprovecharon para arengar a los suyos hinchados de orgullo. "Esto nos da confianza, eh, chicos", indicaban desde el coche a Vingegaard y compañía. "Somos el mejor equipo del pelotón, no hay duda. Muy buen trabajo".

Los grupitos volvieron a juntarse en un mismo pelotón, y cuando parecía que la situación se había salvado, los nervios estiraron el asunto hasta derivar en una nueva caída, esta vez con el líder de la clasificación de la montaña, el noruego Jonas Abrahamsen, implicado.

Un buen puñado de frenazos después, y con Pogacar, Vingegaard, Evenepoel y compañía rodando, ahora sí, a más de 60 kilómetros por hora, bien incorporados sobre el manillar, el pelotón voló las calles de Dijon hasta realizar el último giro a la derecha y lanzar el sprint definitivo.

Ahí salió antes que nadie Arnaud De Lie, bestia parda de tan solo 22 años, pero se terminó hundiendo tras un ataque que resultó demasiado temprano. Dylan Groenewegen ganó metros por la izquierda y superó por escasos centímetros en la línea de meta a Jasper Philipsen, que si bien el año pasado monopolizó el Tour, este curso parece gafado de cara a la victoria.

La clasificación general se mantiene sin cambios. Tadej Pogacar es líder, seguido, en este orden, de Remco Evenepoel (a 45"), Jonas Vingegaard (a 50"), Juan Ayuso (a 1'10"), Primoz Roglic (a 1'14"), Carlos Rodríguez (a 1'16"), Mikel Landa (a 1'32"), Joao Almeida (a 1'32"), Giulio Ciccone (a 3'20") y Egan Bernal (a 3'21").