BOXEO

Jennifer Miranda: la boxeadora que se hizo actriz para La Casa de Papel

La gaditana regresa al ring el 25 de noviembre en el Gran Madrid Casino de Torrelodones. Está a las puertas de los grandes títulos.

Jennifer Miranda celebra la victoria en su último combate./Adrián Rubio Moreno (@adrumor)/OSB
Jennifer Miranda celebra la victoria en su último combate. Adrián Rubio Moreno (@adrumor)/OSB

La gaditana regresa al ring el 25 de noviembre en el Gran Madrid Casino de Torrelodones. Está a las puertas de los grandes títulos.

Álvaro Carrera

Álvaro Carrera

La incursión de Jennifer Miranda (Cádiz, 36 años) fue tardía, pero desde el primer momento exitosa. Disputó su primer combate con 23 años después de sólo unos meses de entrenamiento. Fue en un campeonato de España amateur y lo ganó. La Federación no dejó escapar ese talento y rápidamente pasó a formar parte del equipo olímpico. Pasó nueve años dentro de la Selección y tras nueve Campeonatos de España amateur y casi una centena de combates decidió dar el salto al campo profesional.

Con su experiencia, Miranda solo tardó un combate en poder disputar el Campeonato de España del peso pluma. Lo ganó y lo defendió con éxito en una ocasión. Su nombre comenzaba a subir como la espuma y no solo en el ring. Juan Renedo, representante de actores, le contactó porque había un personaje en 'La Casa de Papel' que "cuadraba con ella". Renedo solo presentó su candidatura y la 'Tormenta', como es apodada, pasó a formar parte del elenco de actores de la exitosa serie de Netflix.

La pandemia le había castigado mucho deportivamente hablando y con este nuevo proyecto se tuvo que centrar en él. Grababa por las mañanas y daba clase de interpretación por las tardes. Fue un duro esfuerzo, pero valió la pena. Miranda hizo un gran papel como Arteche (militar de las fuerzas especiales) y volvió a mirar al boxeo. En julio de 2021 regresó al ring en un combate muy difícil, ya que dos días antes de la pelea se lesionó. Peleó prácticamente con un brazo, pero pudo ganar. Su vida cambió y ella dio un paso al frente abandonando su trabajo en el Comité Olímpico Español. "Me queda poco y quería enfocarme en el boxeo", afirmaba tras su victoria contra Jorgelina Guanini en diciembre de 2021.

En ese pleito, Miranda alzó el cinturón WBA Intercontinental del pluma. Con 36 años sabe que está en la parte final de su carrera y no puede perder el tiempo. En mayo de 2022 defendió ese cinturón y se situó número tres en los rankings de ese organismo. Jenni lleva esperando una gran oportunidad de Érika Cruz, la campeona, pero todavía no llega. Por ese motivo ha vuelto a dar otro paso al frente. Cada vez que sube al ring arriesga, pero es consciente de que necesita "actividad". Por ello, el próximo 25 de noviembre disputará un nuevo combate en el regreso de las Casino Boxing Series al Gran Madrid Casino de Torrelodones. Su carrera como boxeadora la sigue compaginando con el crecimiento en lo actoral, aunque ahora su prioridad es el deporte. Quiere un gran título que pueda servir de broche a su extraordinaria carrera. De momento no ha recibido la llamada, pero al igual que hizo en las pantallas, quiere reivindicarse en el ring.