ESPAÑA 27 - RUMANÍA 28

Las 'Guerreras' se alejan de las semifinales tras caer ante Rumanía

El combinado español perdió en la última jugada del partido y se queda casi sin opciones de pasar de ronda en el Europeo.

Silvia Arderius lanza a portería ante la oposición de dos jugadoras rumanas. /EFE
Silvia Arderius lanza a portería ante la oposición de dos jugadoras rumanas. EFE

El combinado español perdió en la última jugada del partido y se queda casi sin opciones de pasar de ronda en el Europeo.

Óscar Méndez

Óscar Méndez

Mala suerte. España perdió ante Rumanía en el Campeonato de Europa femenino y se queda casi sin opciones de clasificarse a las semifinales. El combinado nacional cayó en la última jugada de un partido en el que nunca mostraron su mejor versión y en el que casi siempre fueron a remolque.

España salió al encuentro ante las rumanas sabedora de que Alemania había pasado por encima de Países Bajos, circunstancia que alimentaba todavía más sus opciones de alcanzar las semifinales de un Europeo que parecía perdido hace apenas unos días. Posiblemente por eso, las jugadoras dirigidas por Prades comenzaron el encuentro nerviosas, con multitud de pérdidas y sin que apareciese la excelsa defensa que las caracteriza.

La que sí salió enchufada fue Nicole Wiggins. La portera, que llegó a la concentración esta misma semana por las lesiones de Silvia Navarro y Merche Castellanos, mantuvo a las 'Guerreras' dentro del partido cuando peor estaban saliendo las cosas. Porque mientras ella paraba, el ataque no encontraba fluidez. Numerosas faltas ofensivas, pérdidas incomprensibles y una mala selección de tiros provocaron que Rumanía se escapase en el marcador hasta con tres goles de ventaja mediada la primera mitad.

Neagu y Pintea, las dos goleadoras rumanas, no encontraban esa pared que acostumbra a diseñar el seleccionador español. Mientras tanto, España no encontraba ni a Paula Arcos ni a Shandy Barbosa, dos de sus principales armas. Tampoco a Kaba Gassama, que dejó su puesto a una inspirada Tchaptchet. En los minutos previos al descanso, Wiggins volvió a exhibir su gran estado de forma y su 48% de efectividad permitió a las 'Guerreras' reducir la desventaja a solo un gol de diferencia.

Las dudas de España continuaron en los primeros compases del segundo tiempo, pero en los malos momentos lograban mantenerse cerca en el marcador y, tras diez minutos, lograban igualar el partido por primera vez desde el 3-3 inicial. Las de Prades habían comenzado a defender y las rumanas ya sufrían el desgaste físico acumulado por sus mejoras jugadoras debido a las pocas rotaciones de su seleccionador. Cinco minutos después, las 'Guerreras' ya iban por delante, pero quedaba mucho.

A diez minutos para el final, las estadísticas mostraban que España sumaba diez faltas técnicas por tan solo una de su rival. En ese tramo final aparecieron Silvia Arderius y Kaba Gassama para, con varias combinaciones, liderar el ataque nacional. El choque llegó empatado a dos minutos para el final, un resultado que no le valía a ninguna de las dos selecciones. Y ahí aparecieron los árbitros. Dos polémicas decisiones de la pareja eslovena en sendos ataques de España dejaron a las 'Guerreras' sin opciones de victoria y, en la última jugada del duelo, con empate en el marcador, un lanzamiento casi desde el centro del campo de Bazaliu que no pudo repeler Maddi Aalla certificó la derrota de España. Por delante, ahora, un milagro para alcanzar las semifinales.