NBA

Tensión alrededor de los Lakers y LeBron con un mito de la NFL involucrado

Shannon Sharpe, ex jugador de fútbol americano y analista televisivo, tiene sus más y sus menos con los Grizzlies en pleno partido.

Varios miembros de seguridad trata de contener a Shannon Sharpe./Getty Images
Varios miembros de seguridad trata de contener a Shannon Sharpe. Getty Images

Shannon Sharpe, ex jugador de fútbol americano y analista televisivo, tiene sus más y sus menos con los Grizzlies en pleno partido.

Guillermo García

Guillermo García

La NBA, muchas veces, es más que mates espectaculares o triples imposibles. También es tensión competitiva que muchas veces se traslada a la grada y no siempre se entiende de la mejor manera posible. Unos nervios que en las últimas temporadas ha derivado en más de un conflicto entre espectadores y jugadores y que en el Lakers-Grizzlies vivió su último episodio.

El choque se iba al descanso y con los dos equipos caminando hacia el túnel de vestuarios, todo estalló por los aires. Shannon Sharpe, analista televisivo y ex jugador de la NFL donde jugó ocho 'Pro Bowls' y conquistó tres anillos, y Tee Morant, padre de la estrella de los Memphis Grizzlies Ja Morant, comenzaban a gritarse y a insultarse, provocando la presencia de la seguridad del Crypto.com Arena para intentar calmar las aguas.

Nada más lejos de la realidad y la tensión fue en aumento. Sobre todo cuando acudió toda la plantilla del conjunto de Tennessee, que tuvo sus más y sus menos con un Sharpe que no se amedrentó y que continuó increpando a todo aquel que vistiera una camiseta de los Grizzlies.

Sharpe tuvo que ser escoltado fuera del pabellón por el equipo de seguridad del mismo, aunque luego pudo volver a su asiento en primera fila para disfrutar del resto del encuentro. Algo que no entendieron los jugadores de los Grizzlies, que se refirieron al incidente tras la derrota cosechada ante unos Lakers que remontaron el duelo y cortaron la racha de 11 victorias seguidas de Memphis.

"No deberían haberle dejado volver a su asiento", aseguraba Dillon Brooks, que fue uno de los protagonistas del encontronazo verbal con Sharpe. "Pero esto es Los Ángeles". Otro de los que se refirió al incidente fue LeBron James, amigo personal de Sharpe, al que defendió en rueda de prensa: "Es mi amigo, así que siempre le guardaré la espalda y él la mía".

Se desconocen los motivos que desencadenaron el enfrentamiento entre Sharpe y Morant, aunque el comentarista televisivo reconoció que todo había empezado con una frase a Dillon Brooks, al que le dijo que era muy bajito para defender a LeBron y el jugador de los Grizzlies se revolvió contra él para dar comienzo a una de esas imágenes que la NBA intenta desterrar de sus canchas.

Apasionado del baloncesto desde niño, Guillermo García ha conseguido hacer del deporte de la canasta su profesión. Licenciado en Humanidades por la Universidad Carlos III y con un Master en