NBA

Los Nets de Kevin Durant y Jacque Vaughn no necesitan a Kyrie Irving

Desde la salida de Steve Nash y la sanción al base australiano, el equipo de Brooklyn es uno de los mejores de la NBA en defensa.

Kevin Durant junto a Paul George, ayer en duelo entre Nets y Clippers. /GETTY
Kevin Durant junto a Paul George, ayer en duelo entre Nets y Clippers. GETTY

Desde la salida de Steve Nash y la sanción al base australiano, el equipo de Brooklyn es uno de los mejores de la NBA en defensa.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Entre la mañana del primero y la noche del cuatro de noviembre, los Nets fueron la gran noticia de la NBA. No por algo que pasara en la pista, porque no tuvieron ni un partido, pero todos los titulares de la liga pasaban por Brooklyn. Steve Nash, el que fuera entrenador durante las últimas dos temporadas, dejaba su cargo de mutuo acuerdo con la franquicia, que ponía el ojo en Ime Udoka. Unos días más tarde, Kyrie Irving era sancionado cinco partidos sin jugar por haber compartido contenido antisemita en redes sociales y no haberse disculpado.

El equipo llegaba con un récord de 2-6, habiendo ganado solo ante Toronto e Indiana. Tenían la peor defensa de la NBA por 100 posesiones, permitiendo 118.3 puntos en ocho partidos y el tercer peor diferencial de la liga, siendo casi siete puntos peor que el rival. El equipo jugaba a darle el balón a sus dos estrellas, Kevin Durant y Kyrie Irving, y esperar que crearan un milagro. El ataque era mediocre, el décimo sexto de la NBA, y promediaban 1.72 asistencias por cara pérdidas. Cifras de equipo sin proyecto, sin identidad y sin aspiraciones. 

Y entonces, Kevin Durant

Y de la noche a la mañana, todo cambió. Tras la salida de Nash llegaba Jacque Vaughn al banquillo como interino, y durante la sanción de Kyrie volvían a jugar Seth Curry y Ben Simmons. Pero sobre todo, aparecía Kevin Durant en su mejor expresión. No la anotadora, en la que venía promediando 32.5 puntos por partido, sino una versión coral, global, total y dominadora. Una creada por y para el equipo. Aunque ha anotado 25 o más puntos en cada partido esta temporada, cifras de Jordan. 

Sin Nash y Kyrie, Durant ha subido el número de rebotes en 1.9, reparte 1.4 asistencias más por noche, pierde 1.5 balones menos y sí, anota 5.2 puntos menos que en los primeros ocho partidos, pero el ataque del equipo es mucho mejor. Los Nets han pasado a ser el octavo mejor equipo ofensivo de la liga en los últimos cinco partidos y una de las claves ha sido bajar el ritmo de juego: han pasado de disputar 99.1 posesiones por partido a solo 95.5. Con este Durant, atacar en estático es mucho más sencillo. 

No han solucionado todos los dilemas porque sigue habiendo un problema grande en la construcción de la plantilla,algo similar a la situación de los Lakers. El balón se mueve lo justo, no hay alternativas a Durant cuando este deja la pista o suelta el balón, y el espacio creado por los interiores como Ben Simmons o Nic Claxton, sin tiro, opaca la pintura. Por suerte, se encomiendan a Kevin y a la mejor defensa de la NBA.

Una defensa que compensa todo

Cuando Vaughn cogió el banquillo, todavía como interino, Brooklyn tenía el peor rating defensivo de la liga (118.3). En los últimos cinco partidos la cifra ha sido de 95.4, permitiendo 22.9 puntos por 100 posesiones menos que en los primeros ocho partidos. Han dejado al rival por debajo de cien puntos en los cinco partidos, un hito que no lograban desde enero de 2015 y que este año no ha conseguido ningún otro equipo.

Jacque Vaughn, en un partido con los Nets.  GETTY
Jacque Vaughn, en un partido con los Nets. GETTY

Desde atrás empieza todo. Y es la defensa la que les ha permitido la última semana tener el mejor diferencial de la liga (+18.2 puntos por 100 posesiones) tras haber sido uno de los tres peores equipos a principio de temporada. El cambio es de 24.9 puntos, una de las variaciones más altas que se recuerda en la NBA. Y no hay que pensar únicamente en que el equipo sin Kyrie funciona mejor, pero empieza a haber un patrón. 

Desde el inicio de la temporada 2021/22 hasta el día de hoy, contando play-in y playoffs, los Nets tienen un récord de 17-25 con Kyrie (40.5% de victorias) y cuando Irving no juega, la cifra se dispara hasta el 58.6% de triunfos (34-24). El propietario de la franquicia, Joe Tsai, tras la victoria ante Los Angeles Clippers aseguraba que el base tiene que demostrar estar arrepentido para poder volver, y sin él, los Nets suman cuatro triunfos en cinco noches y se han colado en los puestos de playoffs.