BALONCESTO

Los Boston Celtics de Joe Mazzulla pasan al ataque

Los últimos finalistas de la NBA son el mejor equipo ofensivo de la NBA tras brillar en defensa la temporada pasada.

Jaylen Brown entra a canasta en un partido de esta temporada. /GETTY
Jaylen Brown entra a canasta en un partido de esta temporada. GETTY

Los últimos finalistas de la NBA son el mejor equipo ofensivo de la NBA tras brillar en defensa la temporada pasada.

Óscar Méndez

Óscar Méndez

Los Boston Celtics de Joe Mazzulla. En los últimos días se ha repetido mucho esa frase en los debates sobre la NBA. Y no es para menos. El equipo de Massachusetts es el que está más en forma de la NBA (10-3 de récord) tras firmar esta última madrugada su sexta victoria consecutiva. En la clasificación todavía marchan medio partido por detrás de Milwaukee Bucks, su gran rival en el Este esta temporada. La buena noticia para la franquicia más laureada de la NBA junto a los Lakers es que este curso ha ampliado sus ya excelentes recursos y le ha dado más armas a Jayson Tatum, Jaylen Brown y Marcus Smart, sus tres líderes en la pista. 

Para llegar hasta el hoy es necesario ir hasta el ayer. A mediados de junio, Golden State Warriors se llevaba el anillo de campeón ante unos exhaustos Celtics. Pese a la derrota, la temporada elevaba a los altares a Ime Udoka, entrenador debutante en la liga y que había llevado a los 'Orgullosos verdes' a las Finales. Pero todo estalló. Al final del verano se conoció que el técnico había roto los códigos internos de la franquicia y era apartado durante un año. Una sanción durísima que dejaba muchas dudas en torno a un equipo que se consideraba modélico. Brad Stevens, general manager en Boston, eligió a Joe Mazzulla, miembro del cuerpo técnico, como entrenador jefe.

De un día para otro se convertía en el entrenador más joven de la NBA a sus 34 años. Ex base de West Virginia entre 2006 y 2011, el preparador de los Celtics siempre mostró su interés por el aspecto táctico del baloncesto. Boston se fijó en él y lo contrató en 2016 para que formase parte del staff de su equipo afiliado y dos años después Brad Stevens lo sentó a su lado en el TD Garden. Había llegado a la NBA con apenas 30 años. Ahora ya es el entrenador jefe de uno de los grandes candidatos al título.

¿Ha cambiado algo Mazzulla en unos Celtics que ya funcionaba? La respuesta es que sí. Porque sí algo destacó en el conjunto dirigido por Udoka la temporada pasada fue la defensa, sobre todo a partir del mes de febrero. Ayudas constantes, cambios en las marcas... La canasta de los Celtics se hacía cada vez más pequeña por todo lo que tenían que superar los rivales para llegar a ella. Ese nivel y ese ritmo no es sostenible durante toda una campaña, y el actual entrenador lo sabía. Por eso decidió pasar al ataque.

Joe Mazzulla, en un partido de la presente temporada con los Celtics.  GETTY
Joe Mazzulla, en un partido de la presente temporada con los Celtics. GETTY

Los Celtics son el mejor equipo ofensivo de la NBA. Sin discusión. Los de Massachusetts promedian 119.4 puntos por cada cien posesiones y el siguiente que aparece en la clasificación es Utah Jazz con 115.6 puntos. La diferencia es abismal. Entre unos y otros existe la misma distancia que entre los propios Jazz y Atlanta Hawks, 15º mejor ataque de la NBA. En su actual racha de seis victorias consecutivas promedian 123,5 puntos. Es cierto que en defensa han bajado sus prestaciones, pero esa faceta del juego ya la tienen totalmente interiorizada.

Este impulso viene por dos motivos. Los Celtics son un equipo que busca correr tras una buena defensa, lo que permite puntos fáciles al contragolpe. Pero sobre todo por el cambio en la forma de mover la pelota. Los de Mazzulla son el segundo conjunto de la NBA que presenta un mejor ratio asistencias/pérdidas, solo por detrás de los Phoenix Suns y bastante por encima del resto. Eso posibilita que los tres mejores jugadores sobre el parqué se encuentren más.

En este inicio de temporada, Tatum, Brown y Smart se están asistiendo más que nunca. En cada encuentro que han disputado en la 22/23, el trío se asiste 6,6 veces de media. El dato, que no parece tan significativo, es muy superior a las 4,1 que promediaron el curso pasado con Udoka.

Además, a nivel individual también están rindiendo. Tatum acumula 32,3 puntos por noche, la tercera mejor cifra de la competición tras las de Giannis y Doncic, siendo también el tercer jugador con más triples convertidos. Brown se va en cada partido hasta los 25 puntos, lo que les convierte en la mejor pareja ofensiva de la NBA. Smart les acompaña con 10 puntos y 7 asistencias. Y lo mejor para ellos es que todavía tienen que recuperar al lesionado Robert Williams, uno de los mejores defensores de la liga. Todo son buenas noticias.