ATLETISMO

El Maratón y Medio Maratón de Valencia rompen con la CELAD

Tras las informaciones publicadas por Relevo, suspende los controles antidopaje del organismo en sus pruebas.

Salida de la Maratón de Valencia de este año. /EFE
Salida de la Maratón de Valencia de este año. EFE
Europa Press

Europa Press

Los organizadores del Maratón y del Medio Maratón de Valencia anunciaron este jueves que no contratarán los servicios de la Agencia Antidopaje Española (CELAD) para realizar los controles antidopaje en ambas pruebas "hasta que no se aclaren de manera fehaciente las investigaciones por presuntas irregularidades" que han emprendido tanto la Agencia Mundial Antidopaje como la Fiscalía General del Estado por posibles indicios delictivos.

'Relevo' publicó hace varios días que la agencia dependiente del Consejo Superior de Deportes (CSD) habría pagado con fondos públicos controles irregulares durante cinco años, lo que habría provocado que no se sancionasen casos positivos. El Consejo, según indicó 'El País', ya habría remitido a la Fiscalía una denuncia.

Y estas noticias "sobre indicios delictivos en el uso de fondos públicos y en los procesos de toma de muestras y seguimiento de los expedientes sancionadores de la CELAD", ha provocado la reacción contundente de la organización del Maratón y el Medio Maratón de la capital del Turia.

Esta ha decidido que "no efectuará nuevas contrataciones de test antidopaje con la CELAD mientras no se aclaren de manera fehaciente las investigaciones por presuntas irregularidades emprendidas por la AMA, en el plano administrativo, y por la Fiscalía General del Estado, en el judicial, vía esta última instada por el propio CSD, del que depende la CELAD".

El director general de estas pruebas, Juan Manuel Botella, advirtió que "aunque los casos que han aparecido en los medios no guardan relación" con los controles efectuados en el Maratón y el Medio Maratón de Valencia, "hay una merma de confianza en el máximo órgano antidopaje español", en el que "hasta ahora" habían "confiado", y también "en las empresas facultadas por éste para efectuar los test".

"Si el mismo presidente del CSD ha declarado públicamente que existen indicios delictivos y los ha trasladado a la Fiscalía, la situación es muy grave, así que no podemos estar de brazos cruzados o fingir que no pasa nada", añadió Botella.

El directivo dejó claro que su organización "tiene unos estándares de ejemplaridad claros contra los tramposos" y que "no va a permitirse ni la más mínima sombra de duda en su lucha contra el dopaje". "Construimos carreras profesionales del más alto nivel mundial en las que el máximo órgano antidopaje español y sus empresas contratadas tienen que estar a la altura del reto; si no, es mejor que no estén", subrayó.

"Por todo ello, en tanto no se aclare la situación en la dirección correcta, la contratación de controles antidopaje en el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso Zurich y en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso será encomendada directamente a equipos de la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU) para garantizar imparcialidad, rigor y tolerancia cero ante los tramposos", confirmó Botella.

El director general de las dos pruebas valencianas cree que "como todas las grandes carreras", las suyas también han sufrido "en el pasado el engaño de algunos corredores". "Por eso, porque nos ha costado dinero y nos ha roto la ilusión por coronar a los verdaderos campeones, nuestro compromiso para identificar y apartar a los mentirosos del deporte es y seguirá siendo inquebrantable", aseveró.

Los organizadores recuerdan que Valencia fue la primera organización de Campeonatos Mundiales de Atletismo de la historia que en 2018 hizo una aportación voluntaria de 50.000 dólares para controles por sorpresa, y al igual que otras pruebas de prestigio internacional, no contrata atletas que hayan sido sancionados en firme por falta grave contra el dopaje, independientemente de que ya hayan cumplido su sanción.

Además, anualmente, el Maratón y el Medio Maratón Valencia destinan más de 35.000 euros directos a test antidopaje y acondicionamiento de espacios para su correcta realización. Adicionalmente, realiza pagos anuales a World Athletics por valor de más de 70.000 dólares, dentro del programa del Road Running Label, que la federación mundial destina a controles de pasaporte biológico.

"Ojalá toda esta situación haga visible la importancia de un organismo español antidopaje más fuerte y transparente, con los medios humanos, jurídicos y económicos necesarios para combatir la corrupción en el deporte", concluyó Juan Manuel Botella.