DEPORTE PARALÍMPICO Juegos Paralímpicos

Carta abierta de Valentina Petrillo, la atleta trans acusada de perjudicar a Melani Bergés: "Lamento que el ataque venga de España"

La italiana se dirige desde Relevo a España tras la controversia generada por su participación en el Mundial de Atletismo Paralímpico.

La atleta italiana Valentina Petrillo. /GETTY
La atleta italiana Valentina Petrillo. GETTY
Andrea Robles

Andrea Robles

Valentina Petrillo es la atleta italiana transgénero que disputó el pasado Mundial de Atletismo Paralímpico. En España, su participación generó controversia por quedar por delante de la española Melani Bergés en la final de 200m T12, entendiendo alguna parte de la afición que su condición la favoreció para apear a la española de la lucha por las medallas y por la clasificación para los Juegos Paralímpicos de París 2024. En unas declaraciones a Relevo, Bergés se cuestionaba, desde el respeto hacia su rival, la asistencia de Petrillo y la actuación de World Para Athletics.

Valentina (Nápoles, 49 años) fue la primera mujer trans en competir en unos campeonatos paralímpicos. Tiene síndrome de Stargardt, una afección ocular degenerativa. Atrapada en un cuerpo de hombre, en 2018 realizó la transición para por fin vivir como la mujer que es. Y quiso también competir como la atleta que siempre ha sido. A través de Relevo ha querido dirigirse a la afición de España. Estas son sus declaraciones:

"Mi participación en los Campeonatos Mundiales Paralímpicos de París fue un momento importante porque puso en conocimiento de la opinión pública el valor simbólico de mi presencia; todavía vivimos en una sociedad impregnada de discriminación contra las personas con discapacidad y el mundo LGBTQI+.

Ha llegado el momento de dar a las personas el valor que se merecen yendo más allá de lo que puede ser una opinión personal que muchas veces acaba convirtiéndose en un juicio.

Para que sea VERDADERA, toda teoría debe demostrarse y nunca se ha demostrado que una mujer "trans" en realidad tenga siempre y sistemáticamente una ventaja sobre una mujer "biológica". Cada persona tiene sus propias características físicas, sus peculiaridades, sus fortalezas así como sus debilidades; las características físicas NO hacen la actuación, hay mucho más.

Lamento que semejante ataque venga de España, precisamente de un país que siempre ha destacado por la integración de las personas trans y que recientemente aprobó leyes que favorecen caminos de transición de género. En Italia las cosas son muy diferentes y todavía nos vemos obligados a atravesar largos y dolorosos caminos de transición.

Tengo mi propia historia.

En 2018, como múltiple campeón de Italia en la categoría masculina, decidí dejar el atletismo porque en un cierto punto ya no era capaz de fingir. Empecé la transición de género y en 2020 competí por primera vez en categoría femenina.

Lo que pasó en París en los campeonatos del mundo es un hecho deportivo; en la semifinal de 200m le gané a Melani Berges por apenas 8 centésimas; en Jesolo el 15 de mayo, ¡me ganó por 43 centésimas!

Estos son los hechos, los datos irrefutables, esto se llama competición; todo lo demás son solo las habladurías habituales, las ideas preconcebidas habituales, los prejuicios habituales que experimento todos los días en mi piel y a los que, lamentablemente, también me estoy acostumbrando.

Todo lo que no sea un hecho deportivo no le hace ningún bien a nadie; no es bueno para mí, para mis oponentes, no es bueno para el deporte, para el mundo sin discapacidad y para el mundo paralímpico.

TODO LO QUE NO ES DEPORTE ES TRANSFOBIA".

Valentina Petrillo, atleta paralímpica.