MOTOGP

Jorge Martín: "Me estoy ganando a pulso ir a la Ducati oficial"

El piloto español estuvo presente en la inauguración de un concesionario Ducati en Valencia donde habló de su futuro.

Jorge Martín en el podio de Le Mans. /Europa Press
Jorge Martín en el podio de Le Mans. Europa Press
Europa Press

Europa Press

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El piloto español de MotoGP Jorge Martín (Ducati) espera resolver "pronto" su futuro ya que cree que se está "ganando a pulso" ir al equipo oficial de Ducati el próximo año para ser compañero de Francesco Bagnaia y tiene claro que ya no tiene "nada que demostrar", al mismo tiempo que defiende que le da "igual" de quién se hable tras las carreras, porque es él el que disfruta cuando llega el domingo y gana.

"Espero cerrar mi futuro pronto, durante estas próximas carreras. No tengo nada más que demostrar, lo que hice el año pasado y lo que estoy haciendo este año en un equipo satélite es más que suficiente. Obviamente, estoy muy feliz en Pramac, lo hemos hecho muy bien y es un 'equipazo', pero este ciclo ya se acaba y es hora de ir a un equipo oficial. Ojalá, y es mi objetivo, ir a la Ducati oficial, pero si no, pues será en otro sitio", detalló 'Martinator' sobre la situación para 2025 en una entrevista a Europa Press.

Antes de la inauguración del nuevo concesionario Ducati en Valencia, con la presencia de Francesco Milicia, vicepresidente de Ducati Motor, y Carlos T. López Panisello, nuevo director de Ducati España y Portugal, el piloto de San Sebastián de los Reyes abordó su futuro en el Mundial, "tranquilo" y confiando en que será el compañero del italiano Francesco Bagnaia a partir de 2025.

"Sé que tengo buenas opciones y, sea donde sea, lo haré bien. Me estoy ganando a pulso ir al equipo oficial de Ducati, es que no hay otra historia, y confío en que acabaré siendo compañero de 'Pecco', pero lo que yo no puedo controlar... Puedo controlar hacer buenos resultados, ganar carreras. Si así no tengo la posibilidad, será porque no tiene que pasar", reflexionó.

Y es que el madrileño es uno de los grandes candidatos a ser parte del equipo de fábrica de la marca de Borgo Panigale, en una terna en la que aparece también Enea Bastianini, en el deseado asiento desde el año pasado, y un Marc Márquez que vuelve a ser competitivo con la Ducati de Gresini. "Una pareja Martín-Marc Márquez de momento no, pero puede pasar. Quién sabe en el futuro si podemos ser compañeros, no estaría mal", dijo riendo.

No obstante, el inicio de temporada de Martín está siendo espectacular, liderando el Mundial con 38 puntos de ventaja sobre Bagnaia. Incluso el propio piloto madrileño no esperaba "empezar tan bien", porque se veía "con más potencial ya más avanzada la temporada". "El año pasado fui a por el Mundial, así que este año estaba claro que volvería a pelearlo", advirtió.

"Estaba muy concentrado en hacer estos resultados desde el principio. He tenido otros años de no empezar tan bien", recordó 'Martinator', que sin embargo no alude a "un 'clic' que ya te cambie como persona o piloto", sino que es fruto de "la experiencia". "Quizá el año pasado no empecé de la mejor forma, pero desde mitad de temporada final fui superconsistente, superrápido, y simplemente he mantenido ese ritmo al principio de temporada", explicó.

“Ser líder es más difícil porque te pasan muchas cosas por la cabeza”

Martín insistió en que con los años se ha hecho "más fuerte", ya que "la experiencia ayuda" a encontrarse "cómodo en esta situación". Aunque no se atreve a adivinar cómo llegará a la última carrera, porque "nadie sabe lo que va a pasar". "Lo único que intento es centrarme en mi trabajo, en dar mi cien por cien. Eso me ayuda a quitar un poco de presión, aunque siempre va a estar", expresó.

"Ir liderando es más difícil que ir por detrás porque tienes muchos más pensamientos y te pasan muchas cosas por la cabeza, pero si lo consigues separar e intentar ir rápido, es una buena forma de razonar y de preparar las carreras, así que esa es mi mentalidad hasta final de año. Es mejor no pensar de más y simplemente ir carrera a carrera", agregó sobre su papel este año en el Mundial como principal favorito tras cinco carreras.

También reforzado por los resultados, después de ganar las carreras al Sprint del sábado y la del domingo en Francia, encontrándose "por fin igual o mejor que en 2023". "Con la moto del año pasado me encontraba quizá más cómodo, pero eso no significa que vayas más rápido. Hemos tenido algún problema durante el principio de temporada que no me dejaba demostrar mi cien por cien, y creo que en Le Mans por fin fue la primera carrera en la que lo he conseguido", celebró.

Asimismo, Martín está demostrando también haber mejorado su fortaleza mental en 2024, consciente de que "no sirve de nada estar dándole vueltas a qué ha pasado antes" ni a "qué va a pasar". "Si das el cien por cien en la pista, los pensamientos que tengas o lo que pase fuera no te afecta para nada, estoy tranquilo de lo que estoy haciendo", manifestó.

"Si me dejase algo en el tintero, no diese el cien por cien, entonces sí que tendría más dudas o más pensamientos, pero la forma de afrontarlo es, desde el viernes, ir rápido, intentando entender qué necesito para ser más rápido aún y el domingo tener la moto en el sitio para poder ganar", indicó como demostración de su colmillo y ganas de conquistar un título mundial, algo que no logra desde 2018 en Moto3.

La sorpresa de Pedro Acosta

Y para alcanzar ese ambicioso objetivo no considera que le pueda beneficiar que otros, como Marc Márquez o Pedro Acosta (KTM), reciban más atención mediática. "Me da igual de quién se hable, yo hago mi trabajo y tengo un núcleo que me apoya, y es lo que necesito para conseguir separar las cosas. Independientemente de quién se hable, el que llega el domingo y gana es el que lo va a disfrutar, y eso es lo que estoy haciendo", aseveró con confianza.

Aunque no dudó en elogiar el estreno del murciano en la categoría 'reina'. "Es un rival más. A un rival no lo ves ni como más ni como menos, simplemente esperas a ver qué hace y compites contra todos. Es uno más y está claro que lo está haciendo muy bien, será uno de los rivales más fuertes en el futuro", auguró.

"Como deportista de élite es muy difícil parar y ver lo que estás consiguiendo, siempre vivimos muy rápido y pensando en lo siguiente que viene, preparándote para ser mejor. Es complicado pensar en el pasado, es algo para lo que ya tendré tiempo. Nadie se hubiese imaginado que llegaría hasta donde estoy, ni yo, ni mi familia, ni mis amigos, nadie de mi entorno, pero ahora que lo tengo hay que exprimirlo a tope", concluyó Martín sobre el éxito.