MÉXICO

El túnel infinito de Diego Lainez: ahora también sin Mundial

El atacante del Betis, cedido en el Braga, ha sido uno de los últimos descartes de Tata Martino para la cita de Catar. Su escasa participación en Portugal ha fulminado sus opciones.

Diego Lainez, en un partido con la selección mexicana./Getty
Diego Lainez, en un partido con la selección mexicana. Getty

El atacante del Betis, cedido en el Braga, ha sido uno de los últimos descartes de Tata Martino para la cita de Catar. Su escasa participación en Portugal ha fulminado sus opciones.

Samuel Silva

Samuel Silva

La carrera de Diego Lainez no termina de arrancar en Europa. Ni su salida del Betis este pasado verano para jugar cedido en el Sporting de Braga le ha otorgado mayor presencia al atacante, que, precisamente por esa falta de minutos, ha sido uno de los últimos descartes de Gerardo Martino, el técnico de la selección mexicana, para el Mundial de Catar.

Confiaba Lainez en relanzar su figura en una liga como la portuguesa, pero, como le ocurriera en el Betis, no está teniendo la regularidad necesaria para despegar. Apenas 303 minutos acumula en el Braga repartidos en diez partidos de liga, copa y Europa League, de los que únicamente en tres ha salido desde el inicio.

Su mejor actuación llegó el pasado 10 de diciembre, cuando anotó el gol decisivo para que el Braga eliminase al Moreirense en la cuarta ronda de la copa portuguesa. Pero ni ese buen papel le ha servido para ganarse un hueco en los planes de Tata Martino, que sí había quedado satisfecho con sus últimas actuaciones con México el pasado mes de junio, cuando participó ante Jamaica y Surinam en la Liga de Naciones de la Concacaf.

Martino quedó contento con la decisión de Lainez el pasado verano, cuando apostó por dejar el Betis para buscar más minutos. Tras recibir propuestas de diferentes conjuntos, el mexicano eligió al Braga, un conjunto que suele sacar a jugadores jóvenes y que además disputaría competición europea. Pellegrini también había dejado de contar con Lainez en la segunda parte de la temporada, lo que también ayudó en esa decisión del atacante.

Pero las cosas no le están saliendo como esperaba en Portugal. Desde el país luso se apuntó a la falta de ritmo con el que llegó como uno de los causantes de que le costase entrar en el equipo, pero con el paso de las semanas tampoco ha tenido mucha presencia. El mexicano no está acumulando esos minutos que espera para seguir evolucionando y ahora el varapalo de quedarse fuera del Mundial lo coloca ante otro escenario.

Además, Artur Jorge, entrenador del Braga, tampoco le dio permiso a Lainez para adelantar su incorporación a la selección mexicana, lo que le hubiera permitido disputar el amistoso ante Irak para intentar ganarse en el campo un hueco entre los 26 elegidos. Decisiones acumuladas que ahora dejarán fuera al joven mexicano de una citan tan especial como la de Catar.