MUNDIAL DE CATAR

Así enciende Brasil el interruptor que le puede llevar a ganar un Mundial

Con un Neymar a pleno rendimiento, Tite ha construido un entramado que le da plenos poderes para decidir y ejecutar.

Neymar y Vinicius forman una pareja clave /Getty
Neymar y Vinicius forman una pareja clave Getty

Con un Neymar a pleno rendimiento, Tite ha construido un entramado que le da plenos poderes para decidir y ejecutar.

Albert Blaya

Albert Blaya

La fijación en Neymar recorre a todos y cada uno de los integrantes del combinado brasileño. Todos le miran. Y en la mente del experimentado Tite, lo único que importa es que Neymar reciba la pelota. Una vez la tenga, todo se activa y empieza a andar, porque por paradójico que suene, el talento abundante que tiene Tite comienza a latir con el primer contacto de Ney. Para que la habitación tenga luz, debe haber un interruptor que se la de. ¿Cuál es?

Tite ha construido un bloque repleto de calidad y desborde en su última línea (a veces junta a cuatro delanteros), que tiene a construirse con lentitud, con pausa. Sin riesgos. Los cuatro defensas apenas toman altura, muy juntos, el doble pivote atrae y a partir de ahí, con extremos muy abiertos, se generan una serie de rutas para que Neymar tenga zonas de recepción. Brasil aprovecha la atracción que genera el crack del PSG para convertir los costados en pistas de vuelo con Vinícius siendo el futbolista que mejor ataca esa profundidad y en el otro perfil es Raphinha o Antony quien espera paciente para recibir. Neymar ilumina al resto, que tienen el poder para hacer que la luz no se apague (casi) nunca.

Para ver cómo logran generar su ventajas, es importante fijarse en cómo tratan de conseguirlas. En esta acción, Alex Telles (lateral zurdo), traza un movimiento hacia dentro que nada tiene que ver con una posible recepción. De hecho, quiere provocar justo lo contrario. Con este desmarque, lo que genera es un espacio para que Ney aparezca y reciba con relativa comodidad. Es una recepción que a priori no es un desafío para el rival, ya que sucede muy lejos de la portería rival. Pero es Neymar quien recibe y es Vinícius quien le acompaña.

Primera parte de la secuencia, en la que ya desde los primeros pases todos van mirando dónde está Neymar para que encienda la luz.  Albert Blaya
Primera parte de la secuencia, en la que ya desde los primeros pases todos van mirando dónde está Neymar para que encienda la luz. Albert Blaya

El futbolista del Real Madrid traza un desmarque hacia fuera arrastrando a su marca y obligándole a tomar una decisión. Neymar tiene a favor un talento incomparable y eso hace que los rivales no duden: saltarán a por él. Una vez sucede, la autopista ya no tiene peaje, y Vinícius castiga esa zona con un desmarque vertical. Brasil carga el área con muchos jugadores y la secuencia termina en un disparo franco de Paquetà. Es una demostración de cómo acelerar sin ventaja previa ante un bloque compacto que espera en intermedias. Aclarando una zona concreta y ejecutando movimientos compensatorios que le den a tu mejor jugador un contexto beneficioso.

Con este movimiento fuera-dentro de Telles, se logra dejar en superioridad a Neymar y justo por delante suya Vinicius inicia un desmarque en el que fija a su par.  Albert Blaya
Con este movimiento fuera-dentro de Telles, se logra dejar en superioridad a Neymar y justo por delante suya Vinicius inicia un desmarque en el que fija a su par. Albert Blaya
La conducción de Neymar ha logrado atraer a muchos futbolistas, generando así una autopista en el sector zurdo, zona que Vini ataca sin pelota.  Albert Blaya
La conducción de Neymar ha logrado atraer a muchos futbolistas, generando así una autopista en el sector zurdo, zona que Vini ataca sin pelota. Albert Blaya

Tite ha logrado dotar de sentido colectivo las individualidades que hacen posible ese bien común. A diferencia de equipos como Inglaterra o Francia, el seleccionador brasileño sí ha sido capaz de aglutinar cotas elevadas de talento y darle una forma que sea coherente. Bien con un punta referencia, o con un centrocampista que compense a Neymar, Brasil es capaz de hacer daño al rival de distintas formas, sobre todo porque atrás es un equipo muy sólido.

Brasil sea probablemente la selección (junto a Francia) que más talento individual lleve en tres cuartos de campo. El repertorio es impresionante y muy variado, y Tite podrá jugar algunos tramos situando a Paquetà como compensador de Neymar (para tener un centrocampista más) o situar a Richarlison o Gabriel Jesus para que Ney tenga más espacio, yendo así con cuatro delanteros. Sea lo que sea, Brasil tiene un plan en el que Ney es el epicentro del juego y unos acompañantes que, por menos peso que tengan respecto a sus clubes, saben aprovechar cada resquicio que las defensas dejan. Siempre hay luz en la sala.