MUNDIAL DE CATAR

Anthony Hernández, el pescador de Costa Rica que un día jugó un Mundial

El joven tico, que sueña con comprarle una casa a su madre, jugaba en Segunda hace seis meses y no tiene agente.

Anthony Hernández, en un partido amistoso previo al Mundial de Catar. /Instagram Anthony Hernández
Anthony Hernández, en un partido amistoso previo al Mundial de Catar. Instagram Anthony Hernández

El joven tico, que sueña con comprarle una casa a su madre, jugaba en Segunda hace seis meses y no tiene agente.

Mayca Jiménez

Mayca Jiménez desde Catar

Si hace seis meses le hubiesen preguntado a Anthony Hernández si se veía jugando este Mundial de Catar, este habría respondido con un "no". Una negación que sería aún más rotunda si nos vamos varios años atrás, cuando este joven tico (21 años) iba a pescar con su padre para conseguir dinero para su familia. Si el día no se daba bien, se quedaban sin comer. La historia ha dado un giro radical en los últimos meses, con su convocatoria para una Copa del Mundo en la que va a por todas.

Ahora, Anthony sueña con comprarle una casa a su madre, que vive de alquiler, quiere esquivar el lujo y no tiene agente de representación, pese a que es consciente de que esta oportunidad puede abrirle muchas puertas si destaca en la cita mundialista. "No pienso en carros o lujos para mí", aseguraba antes de este Mundial, confesando que prefiere que alguien no tenga hambre a tener un coche de alta gama.

Nacido en Puntarenas, el extremo derecho empezó hace medio año a jugar en Primera con el equipo de su ciudad natal y es uno de los 'dosmileuristas' de la selección de Costa Rica. Apenas ha disputado 14 partidos en la máxima categoría de su país, pero sus actuaciones llamaron la atención de Luis Fernando Suárez, siendo una de las sorpresas de la lista para esta Copa del Mundo. Su nombre en aquella convocatoria sumó un ejemplo más de que incluso los sueños más imposibles, se cumplen.

«Las cosas se dan sólo si uno las quiere lograr»

Atrás quedaba todo el sacrificio de Anthony Hernández, que nació y se crio en una familia y barrio humildes. Su madre es ayudante de cocina y su padre pescador. Amante del mar, el atacante costarricense ayudó a este último desde niño cuando salía a pescar para conseguir dinero para la familia. Ambos se levantaban a las tres de la mañana con un día por delante que podía salir cara o cruz. A veces pescaban y otras no, llegando a su casa sin poder comer durante todo el día.

"Hoy está acá y él quiere quedar campeón del mundo. Las cosas se dan sólo si uno las quiere lograr y hay que luchar por eso. Si queremos cambiar al país, hay que cambiar nuestra formar de pensar", afirmó Luis Fernando Suárez, que mostró una gran admiración por la historia de superación de su jugador. Hernández es una de sus grandes apuestas para este Mundial y confía ciegamente en que el de Puntarenas deje un buen rendimiento.

Primera parada, la España de Luis Enrique

Con Keylor Navas como gran referente en este vestuario y un crecimiento meteorológico en estos últimos meses, el extremo tico es consciente de la gran oportunidad que afronta. Es su primer Mundial y, pese a no ser uno de los titulares habituales de Suárez, quiere trabajar duro para salir de inicio en los partidos de esta cita en Catar.

El primero de ellos será ante España (hoy, 17:00h) en el que será su gran debut en una gran cita internacional. Su historia es 'pura vida' de Costa Rica, con la quiere colgarse la medalla de campeón en una demostración de que el trabajo tiene su recompensa. Y es que Anthony saldrá a 'pescar' en este Mundial, pero lo hará sobre el verde con el objetivo de llevar a su país a lo más alto.