ARABIA SAUDÍ

Ramón Planes y el poder de Arabia: "Hay jugadores abiertos a venir que yo no imaginaba…"

El director deportivo del Al-Ittihad elige Relevo para conceder su primera entrevista tras la salida del Betis.

Ramón Planes, durante la entrevista en Relevo. RELEVO
Hugo Cerezo
Samuel Subiela

Hugo Cerezo y Samuel Subiela

Aparece por la sede de Vocento en Madrid colgado de un teléfono que se despliega como una tablet. Si ese dispositivo hablara... Es viernes por la tarde, ropa cómoda y zapatillas. Ha pasado unos días por España, entre Barcelona y la capital, donde su mujer participa en la organización de LaLiga Genuine, que se cerró el pasado fin de semana en Getafe. Llega con retraso, y antes de sentarse en el estudio y silenciar el móvil, se interesa por nuestros estudios de grabación y por la redacción de Relevo. Incluso toma fotos. Alguna idea se lleva para Arabia, cuya Liga está abierta a crecer desde distintos ángulos, no solo a base de comprar estrellas. Por eso Ramón Planes (Lleida, 1967) dio el sí al Al-Ittihad, porque el proyecto de la superliga árabe va muy en serio. El director deportivo elige este medio para conceder su primera entrevista, que se publicará en distintos capítulos. Próximamente, el del Betis.

¿Qué te llevó a aceptar la oferta del Al-Ittihad?

Mi esencia, la misma desde que empecé de forma seria en el mundo del fútbol, después de dejar de jugar en el equipo de mi ciudad, en Lleida. Siempre he sido una persona con muchísimas inquietudes, eso me llevó a Sudamérica, me llevó estando de entrenador en el año 1999 a Brasil, a trabajar en la cantera de Vasco de Gama. Es una esencia que uno tiene, fue una decisión muy difícil porque estaba muy bien en el Real Betis, estaba bien tratado por todo el mundo, por la afición, por el consejo de administración, por la gente, los compañeros de trabajo, un club precioso. Pero creo que el proyecto de Arabia es un proyecto serio, un proyecto donde se está sumando muchísima gente de mucho nivel y cuando uno quiere crecer profesionalmente, tiene que tomar este tipo de decisiones que te hacen salir de tu zona de confort. Era buscar un reto, algo absolutamente desconocido, por muchas informaciones que te puedan dar.

¿Te ha sorprendido lo que has visto? ¿Ha cumplido tus expectativas?

Me ha sorprendido para bien. Es un ambiente completamente distinto a todo, a lo que estamos habituados. Yo siempre digo a la gente que me está preguntando ahora, que es un reto muy importante a nivel profesional. La gente puede pensar que uno va por unas razones, que evidentemente siempre mejoras tus condiciones a nivel profesional, eso es cierto, pero el reto de estar envuelto dentro de un proyecto, de una liga que quiere convertirse en una de las mejores del mundo, con un plan de inversión que tiene para los próximos 8 o 10 años, en una cultura completamente distinta… Todo esto te hace que tengas que estar dando lo mejor de ti a nivel profesional, porque es una competición y un proyecto muy exigentes para todos, para los jugadores que vienen de fuera y para los miembros del staff. Me ha sorprendido porque iba un poco a la expectativa de lo que me iba a encontrar y me he encontrado un proyecto muy serio y muy exigente. La liga está profesionalizada.

Bueno, hemos escuchado críticas de algunos jugadores que no acaban de encontrar el mismo nivel allí que aquí, de cuidados, de instalaciones…

Estamos en la fase inicial de un gran proyecto. Como ha pasado en España y en otros campeonatos, esas fases iniciales son las más costosas, las más difíciles. Cambias las perspectivas, ha venido mucha gente de fuera, mucho jugador, mucho staff de nivel, y hay que adaptarse también a la exigencia de lo que son estos perfiles. Tengo que decirte que en los seis meses que llevo, mi club y el campeonato estás mejorando muchísimo y están dando muchas herramientas para mejorar a los clubes. Voy a poner ejemplos claros. Desde nuestro club, ha entrado hace pocos meses una persona exclusivamente que se dedica al player care [atención al jugador]. Esa persona viene puesta por la Liga, lo cual indica que ellos están pendientes de dar el mejor servicio posible a los profesionales que vienen de fuera. Hemos escuchado también lo de la diferencia de instalaciones entre Europa y Arabia. Nosotros estamos trabajando para construir una ciudad deportiva y los modelos que estamos siguiendo son las de la Premier o algunas muy buenas que hay en España. Esto indica que hay un guion y una idea muy clara de hacia dónde van. Es normal que en los primeros pasos que se están dando, como en cualquier proyecto, falten aún cosas. Pero creo que se está en el camino, lo comento mucho incluso a miembros del staff o a gente saudí que trabaja en el club, mirad dónde estamos cuando llegamos y vais a ver en un año o dos años todo el avance que se va a dar. Las cosas en Arabia Saudí van rápido. Los procesos de inversiones y el modelo que, en diferentes aspectos, no solo en el fútbol, tienen ellos. Está muy claro lo que quieren y se están abriendo. El fútbol es una herramienta, es una ventana al mundo y, por lo tanto, también buscan un nivel de excelencia.

Las cosas en Arabia Saudí van rápido. Tienen muy claro lo que quieren y se están abriendo, pero buscan un nivel de excelencia"

Hay reuniones periódicas con la gente de la liga para que demos feedback de si las cosas se están haciendo bien o dónde se puede mejorar. Te diría sinceramente que es normal que haya podido haber gente que en los procesos iniciales pueda haber encontrado falta de algunas situaciones o facilidades que en Europa se dan, pero se está avanzando muchísimo en ese sentido.

Cuando hablas de exigencia, ¿eso se traduce en presión? ¿Tú trabajas con presión, a los niveles de Betis o Barcelona? Porque me cuesta imaginar cómo os puede llegar esa presión a vosotros.

La gente ha venido, lógicamente, porque el foco del fútbol está yendo hacia ese mercado y está viniendo muchísima gente europea a seguir los partidos. Estoy hablando de agentes, directores deportivos de clubes europeos y de España, compañeros a visitarme de Premier League, Bundesliga, Italia. Vienen porque saben que es un mercado muy atractivo y te tengo que decir que se quedan sorprendidísimos de la afición. En un clásico como el Al-Ittihad contra el Al-Hilal, hay 50.000 personas en el campo. La gente no se espera eso, hay una pasión enorme por el fútbol, es el deporte número uno, porque es un país con tradición. Han jugado mundiales.

La apertura de 8 extranjeros por equipo, más la nueva regla 2 más menores de 20, que son 10 entotal, indica claramente que lo que quieren es mejorar. Pero poniendo una serie de normas. Hay un grupo de trabajo encabezado por Michael Emenalo, exdirector deportivo del Chelsea, donde controlan mucho el perfil de jugador que viene. Es un mercado que hay exigencia porque cada vez hay mejores jugadores. Y el nivel del jugador saudí es bueno. Sí hay presión, claro que hay presión. El año pasado se ganó la Liga, y en este las cosas no han ido tan bien y el aficionado por la calle, cuando voy a comprar o a un centro comercial, me para y me dice: "hay que hacer un buen equipo, tenemos que competir". Eso pasa.

Entiendo que la gente piense que no es así, pero es tan sencillo como ver uno de los partidos importantes de la liga, que se están dando ya hoy por el mundo, y se puede comprobar la pasión que tiene la gente por el fútbol ahí. También hay muchos programas deportivos y muchas tertulias. Hay mucha pasión por el fútbol en Arabia Saudí. Mucha, mucha, mucha.

Se ha escuchado mucho runrún con Benzema, sobre si podía salir de allí. ¿Qué pasó realmente?

Nosotros trabajamos juntos y nos comunicamos con frecuencia en reuniones y charlas individuales. Esto va creando interacciones diarias positivas entre todos los miembros del equipo, y todos nos enfocamos en un objetivo común: el éxito del equipo. Karim es un jugador excepcional con una experiencia significativa y una parte clave e influyente de nuestro equipo. Su fichaje fue un objetivo prioritario para el desarrollo del fútbol saudí y también es embajador del proyecto. Quiero enfatizar que todos en el Al-Ittihad estamos centrados y tenemos una actitud positiva hacia el logro de los objetivos del club y también de las expectativas de los aficionados.

¿Y qué va a pasar con Gallardo? ¿Va a seguir?

Lo que puedo decir es que todos los aspectos relacionados con el equipo se estudian minuciosamente desde todos los ángulos, y las decisiones se toman en base a consideraciones que en última instancia apuntan a servir a los mejores intereses del club.

¿Tienes la sensación de que tu marcha a Arabia te saca un poco del foco, del meollo?

Pues te diré que todo lo contrario. Te explico. Yo empecé con 31 años como director deportivo en el Racing de Santander, fue mi primera misión, y de eso hace ya más de 20 años. Era muy joven, creo que de los directores deportivos de entonces queda Monchi, que empezó en esa época conmigo, en el 2000-2001 más o menos. Tengo una trayectoria muy larga en España, he pasado por muchos clubes, es una profesión que adoro. Bueno, más que una profesión es una manera de vivir. Quien ha trabajado conmigo puede decir cómo es mi día a día. Tengo pasión por este trabajo, me gusta muchísimo. Y cuando me llegó esta oportunidad, lo único que sí me hizo dudar muchísimo es que yo estaba muy, muy, muy bien en el Betis, muy bien.

Yo pensaba que irme me sacaba del mapa, pero hubo un consejo de un gran amigo mío que me dijo que profesionalmente era un salto adelante. Y tenía razón"

Descubrí un club hermoso, espectacular. Había escuchado mucho hablar del Betis y cuando estás ahí te das cuenta de lo grande que es. Algo que me sorprendió es el valor humano de la gente, de los trabajadores, de la directiva. Tengo una relación muy buena, incluso a día de hoy. Y cuando me llega esta oportunidad de Arabia, que no la busqué, te llaman y te hablan del proyecto y te ofrecen ir ahí... No lo he contado nunca públicamente. Después de muchas dudas y pensando lo bien que estaba ahí en el Betis y lo que se podía construir, hubo un consejo de un gran amigo mío que me dijo que profesionalmente es un salto adelante. Y yo pensé que no, la misma pregunta que tú me has hecho. Que podía sacarme del mapa. Y me dijo no, es un proyecto serio. Es una persona que sabía de lo que hablaba porque había trabajado, había tenido contactos con el mercado de Saudi. 'Es un proyecto muy serio, a medio y largo plazo. Y te va a poner en otro nivel de contactos, a nivel económico, de proyección internacional'. Y tengo que decir después de cinco meses que así ha sido. Porque es impresionante ver cómo continuamente estoy recibiendo visitas de Europa, estoy hablando de la Premier League, de España, de compañeros míos; de Italia, de Bundesliga, de Francia…Recibimos contactos de los mejores representantes del mundo. Y los mejores clubes del mundo intentan establecer relaciones con nosotros, con un club tan grande como el Al-Ittihad. Estoy ganando en relaciones, en abrirme al mercado internacional, que creo que también es muy importante para mi futuro.

Tengo la sensación de que se os utiliza en general para engordar fichajes o generar ruido en el mercado. El Al-Ittihad quiere a muchos jugadores…

Es normal, ya pasó con la Premier, que hubo un momento en que a todo el mundo se le relacionaba con la Premier. Ahora seguro que todos los grandes jugadores se van a relacionar con el mercado de Saudi, con los equipos importantes. Yo lo veo así, hoy mismo ha pasado con algún jugador que se le relaciona con nosotros [se refiere a Koundé, publicado por Marca]. Diferentes periodistas me preguntan, '¿pero lo queréis, no lo queréis?'. Bueno, yo ni afirmo ni desmiento. Creo que es bueno para el proyecto de Saudi que se relacionen grandes nombres con el proyecto de la Liga. De hecho, otra cosa que me está sorprendiendo mucho, sinceramente, es que a veces me hablan de jugadores que están abiertos a venir que yo no imaginaba. Es un efecto dominó. Cuando tú ves que cada vez van uniéndose jugadores de más nivel, o directores deportivos con cierta experiencia, o entrenadores de gran nivel... Es un reclamo. Que la gente diga, 'oye, pues se está bien, en la Liga hay buenos jugadores, hay buenos rivales'. Y eso unido a que el mercado en Europa está en un momento complejo... La mezcla de esas dos situaciones hace que el mercado saudí esté en el foco absoluto.

Cuando dices que hay jugadores que te sorprenden que quieran ir allí, ¿en quién estás pensando?

No voy a decir nombres, pero hay jugadores que están en su plenitud que tienen la idea de poder venir. Les genera una expectación. Ven partidos, ven los jugadores que hay, el nivel de los equipos, de los partidos donde nos jugamos cosas importantes... La exigencia es alta, esto no es un campeonato donde tú puedas ir a relajarte en absoluto. Eso está llamando la atención a muchos futbolistas. Es algo positivo que jugadores que están en la plenitud de su carrera estén pensando en venir y también jugadores jóvenes. Voy a poner un ejemplo muy claro, el de N'Golo Kanté. Hacía dos años que no iba a la selección francesa. Dentro de nuestra temporada que ha sido una temporada irregular, N'Golo ha hecho un gran año, ha jugado a un grandísimo nivel, ha sido un jugador muy importante y va a la Eurocopa. Y no solo él, muchísimos jugadores de Portugal, de Bélgica, de Francia, que están jugando ahí y que son llamados por sus selecciones. También eso el jugador lo ve. Cuando hablo con algún jugador me ha dado ese argumento, 'es que hay compañeros míos que están aquí y de aquí han sido llamados para la selección'. No ven como un lugar donde es un fin de una carrera. Yo no lo veo así, lo digo sinceramente y lo digo con ejemplos. Creo que va a haber muchos entrenadores, muchos jugadores, muchos directores deportivos que van a pasar, que van a ayudar a crecer el proyecto y que van a volver a Europa equipos de primer nivel.

Kanté llevaba dos años sin ir con Francia y ahora está en la Eurocopa, jugando aquí. Eso el resto de los jugadores lo ven"

Vamos, que nos espera un mercado con el miedo en el cuerpo por los que os podéis llevar…

El punto es otro, es el de generar un patrimonio a los clubes. Me explico. En el fútbol no puedes caerle bien a todo el mundo y siempre recibes críticas y hay que aceptarlas con absoluta naturalidad, eso va con el cargo. Pero cuando uno analiza mi trayectoria, lo único que tienes que analizar es las apuestas por los jugadores en todos los clubes donde he estado. Unas han salido mal, otras bien, pero yo voy a seguir trabajando igual. Apostando por jugadores como Chadi Riad, que había jugado en el Barça B y prácticamente sin ningún tipo de experiencia ni en Segunda A, o en su momento Abde en el Barcelona, o tantos, tantos, tantos. Y eso, general valor, es un activo que los clubes españoles necesitan. Que haya un nuevo mercado como el saudí (como existía la Premier o en su momento Italia en los años 90, que era un campeonato muy comprador), que pueda ser un lugar de captación de que vengan a por el talento, no creo que sea una mala noticia. Yo no creo que los clubes españoles estén descontentos por eso. La Liga española está creciendo, está dentro del contexto de lo que está sucediendo en Europa, lógicamente, pero la gestión es muy buena, muy buena. Yo creo que la gestión de control, la gestión de deuda, la gestión financiera y del crecimiento lentamente que se está produciendo es positiva, solo hay que mirar para atrás.

Pero para LaLiga por ejemplo no es una buena noticia que se fuera un talento nacional de reciente explosión como Gabri Veiga.

No estará contento el aficionado del Celta. Eso ha pasado toda la vida. Cuando yo era pequeño y el mejor jugador del Lleida se iba al Espanyol, yo realmente me sentía triste y decepcionado. Es ley de vida, lo cual no significa que en España no se estén haciendo las cosas bien y no se esté haciendo una buena competición. El actual campeón de la Champions es español. Por lo tanto, yo creo que el nivel y la salud del fútbol español, y lo veremos también con la selección, es buena.

¿Cuántos intermedios te han ofrecido jugadores?

Muchísimos. La verdad es que sí, muchos.

¿Más que cuando estabas en el Barça o el Betis?

No, yo creo que el teléfono suena para los directos deportivos todo el verano en todos los clubes. Eso es así. Evidentemente, según dónde estés, lo único que cambia es el perfil de jugador que te ofrecen. Y nada más. Tienes que vivir con esa naturaleza de normalidad, pero no creo que me suene menos el teléfono a mí que al director deportivo del Albacete.

"No creo que me suene menos el teléfono a mí que al director deportivo del Albacete. Lo que cambia es el perfil del jugador"

¿El nivel de esos futbolistas que te ofrecen ahora es parecido al de cuando estabas en el Barça?

Sí, te diría que sí. Efectivamente, los jugadores que estamos siguiendo son jugadores que aquí, en Europa, estaríamos pensando para grandes clubes. Eso es cierto.

¿Crees que está inflacionando un poco el mercado?

No, porque en el mercado no hay inflación. A nivel económico creo que hay mucho control. Al final esto del fútbol parece muy grande y es relativamente pequeño y la gente que nos dedicamos a esto sabemos el valor de lo que es un jugador real. Entonces, cuando hay un futbolista con una puja de dos o tres equipos, siempre sube su valor. Pero estoy convencido de que no va a ser un mercado inflacionista, en absoluto. Porque también en Arabia Saudí se están dando todas las herramientas de control para que eso no suceda. Y evidentemente llegarán importantes jugadores porque la idea del proyecto es de seguir creciendo y eso lo logras con jugadores de nivel.

¿Va a ser un mercado tan potente como el del año pasado? [la liga árabe se gastó 900 millones de euros en fichajes]

No lo sé, no sé si será potente o no potente, pero seguro que van a venir jugadores de muy buen nivel. Y el que sea de muy buen nivel no significa que sean jugadores carísimos: En muchos partidos ves los equipos rivales, no solo ya los grandes, sino los otros equipos, y te encuentras jugadores como Yannick Carrasco en Al-Shabab, futbolistas que en Europa podrían estar jugando en equipos muy grandes, y te sorprende para bien el nivel medio que hay de los futbolistas que vienen de fuera.