REAL MADRID 2 - CÁDIZ 1

Rodrygo estalla tras la agresión de Fali: "Es una vergüenza"

Fali: "El fútbol es contacto. En esta acción a lo mejor me he pasado un poquito. Le he dicho que lo sentía mucho".

Rodrygo y Fali durante un lance del encuentro entre Real Madrid y Cádiz. /Getty Images
Rodrygo y Fali durante un lance del encuentro entre Real Madrid y Cádiz. Getty Images

Fali: "El fútbol es contacto. En esta acción a lo mejor me he pasado un poquito. Le he dicho que lo sentía mucho".

Natalia Torrente

Natalia Torrente

El partido entre Real Madrid y Cádiz tuvo una jugada que marcó el encuentro: en el minuto 27 Fali golpeaba en la cabeza a Rodrygo con un gancho más propio de un boxeador que de un futbolista. Ni el colegiado ni el VAR lo sancionaron. Una agresión del jugador del Cádiz sobre el madridista que Vinicius no tardó en reprocharle. Sus protestas tuvieron mayor castigo que el propio topetazo. Tarjeta amarilla para Fali y Vinicius y a seguir.

Al final del encuentro, Rodrygo insistió en declaraciones a Dazn sobre lo que había ocurrido: "No es un incidente porque lo ha hecho a propósito. Me ha mirado y luego me ha dado. Es una vergüenza. Luego él me dice que no ha hecho nada y el VAR está ahí no sé para qué. Es una vergüenza, una agresión. Eso no tiene cabida en el fútbol", aseguró tajante el futbolista brasileño del Real Madrid.

Carlo Ancelotti reconocía que Rodrygo le había comentado que "había recibido un puñetazo". "Lo he visto en vídeo y sí, me parecía una agresión", afirmaba con la misma rotundidad el entrenador madridista.

También hubo turno de palabra para el otro protagonista de la jugada. Fali reconocía que había contacto, pero que "no es un codazo". "Le intento parar y, cuando da la vuelta, intento agarrarlo. Con la imagen parada parece más de lo que es. Si me hubieran sacado la amarilla, lo vería bien. El fútbol es contacto. En esta acción a lo mejor me he pasado un poquito. Le he dicho que lo sentía mucho. Le doy un poquito, bastante, pero no es para hacerle daño. Le intento parar y, cuando él se gira, le intento agarrar. Él dice que es un codazo, pero le he dicho que no. Le intento agarrar por la cabeza pero no es un codazo". Una descripción perfecta de la jugada que desde las cámaras del VAR o el propio Soto Grado, no fueron capaces de ver sobre el campo.