ATLÉTICO DE MADRID

Muere Gerhard Rodax, exjugador del Atlético de Madrid, tras sufrir un grave accidente

El que fue delantero colchonero, campeón de la Copa del Rey de 1991, falleció este jueves a los 57 años.

Gerhard Rodax, exjugador del Atlético de Madrid/GETTY
Gerhard Rodax, exjugador del Atlético de Madrid GETTY

El que fue delantero colchonero, campeón de la Copa del Rey de 1991, falleció este jueves a los 57 años.

David Aguilera

David Aguilera

El exjugador austríaco Gerhard Rodax falleció este jueves a los 57 años tras sufrir un "grave accidente", según informó el Rapid de Viena, uno de los clubes donde militó el que fue delantero que llegó a conquistar la Bota de Plata en 1989. Un año después de su gran éxito, Rodax concretó su fichaje por el Atlético de Madrid, donde disputó un total de 32 partidos y marcó una decena de goles.

"Hoy nos llegó una noticia muy triste. Nuestro exjugador Gerhard Rodax falleció en un trágico accidente a la edad de 57 años. Nuestras más sinceras condolencias a su afligida familia", informó el Rapid en un escueto comunicado, sobre el ariete que enamoró a Jesús Gil en el verano de 1990.

 

Rodax llegó al club colchonero dispuesto a conquistar la titularidad y rápido compartió minutos con Manolo Sánchez. Su aval fueron aquellos 35 goles que le permitieron hacerse un hueco en el fútbol del 'Viejo Continente'. Rodax sólo fue superado en aquel curso por el madridista Hugo Sánchez y el culé Hristo Stoichkov (38 dianas).

Solo un curso en el Calderón

A la temporada siguiente de fichar por el Atlético, después de conquistar la Copa del Rey, Rodax se despidió del Manzanares tras disputar un solo partido de Liga, ante el Mallorca, con motivo de la jornada 2 en el Campeonato Nacional de Liga.

Rodax, que debutó en el fútbol profesional en el Admira Wacker austríaco, se fue de Madrid y puso rumbo al Rapid de Viena, donde permaneció una temporada antes de regresar al club de la ciudad de Modling. Allí decidió colgar las botas en la campaña 1995-96. En 2002 se convirtió en entrenador del filial del Admira, experiencia que repitió seis años más tarde.