GRANADA 2 - GIRONA 4

Exhibición del Girona con susto final

Los de Míchel se pusieron 0-3 en el minuto 34 con un enorme Savinho. La reacción nazarí no llegó a tiempo.

Savinho celebra su gol./JORGE GUERRERO / AFP
Savinho celebra su gol. JORGE GUERRERO / AFP
Daniel Domínguez

Daniel Domínguez

En tiempos de fútbol trabado, de muchos parones, de pérdidas de tiempo... hay que dar las gracias por vivir un partido así. Los onces ya lo avecinaban y la acción lo confirmó. El Nuevo Los Cármenes presenció un encuentro con seis goles que supieron a poco a tenor de las ocasiones creadas, sobre todo por parte gironí. Los de Míchel no aflojan y se mantienen en puestos Champions con cuatro victorias y un empate en cinco choques.

Los números no son casualidad, sino fruto del trabajo del técnico madrileño y del talento de jugadores como Savinho o Viktor Tsygankov, dos de los varios futbolistas del Girona que destacaron en una primera mitad primorosa. De fútbol ofensivo, pero, también, defensivo, con un cuadro catalán recuperando el balón en campo rival y anulando por completo a Bryan Zaragoza, al que Paco López alineó en la derecha, en el lado opuesto al que suele actuar.

Sin Arnau Martínez, uno de sus mejores jugadores, y sin su abrelatas en muchas citas, Yangel Herrera. Pero al Girona de Míchel le da igual. Eric García se estrenó en el eje de la zaga y permitió a David López actuar en el centro del campo, lo que liberaba a Aleix García, más cómodo como interior que como pivote. Pero quien brilló de verdad fue la gran sensación del elenco gironí en este arranque de curso: Savinho.

Le importó muy poco a quién tuviera que encarar en el primer tiempo. Le pusieron a Ricard Sánchez y Bryan Zaragoza para empezar y, más adelante, a José Callejón, cuando este permutó su posición con Zaragoza. Se fue de todos. Así inició la acción que culminó con el 0-1 de Tsygankov, un golazo desde fuera del área con la pierna izquierda. Con la derecha, y también desde media distancia, el brasileño amplió la ventaja a la media hora de juego.

Ya no solo en juego corrido era superior el Girona, sino, también, demostró su fortaleza a pelota parada. Centro de Aleix García, prolongación de Dovbyk y remate de David López a placer. 0-3 en el minuto 34 y la sensación de que esto solo podía ir a peor para un Granada que no se encontraba y era incapaz de crear peligro.

El descanso sirvió a los nazaríes para lavar su imagen y al Girona para mostrarse un tanto irreconocible en la reanudación. Al contrario de lo que se podía pensar, Paco López no movió ficha. Bastó con mejorar la actitud y ser más intensos en las segundas jugadas. A partir de ahí, el Granada creció y comprimió el marcador hasta un 2-3 impensable bastantes minutos atrás.

Primero, Myrto Uzuni en un córner tras prolongación de Ignasi Miquel. Después, Lucas Boyé aprovechando la peinada de Famara Diédhiou en una acción mal defendida por Blind. No obstante, incluso con 2-3 no pareció que el Girona se pusiera muy nervioso. Más bien al contrario. Poco después, sentenció la contienda en un gran movimiento de Yan Couto dentro del área. Un triunfo incontestable que termina siendo más sufrido de lo que debería. El Girona, que marró varias oportunidades claras en la segunda parte, es tercero con 13 puntos de 15 posibles. El Granada, en descenso tras su cuarta derrota en cinco jornadas.

Daniel Domínguez es un periodista todoterreno que se conoce los datos de casi todas las competiciones del mundo del deporte. Nacido en Madrid en 1999, es graduado en Periodismo por