BETIS

El Betis tuvo 38 millones de pérdidas en la 21-22

La entidad aduce las escasas operaciones de ventas de jugadores por el impacto de la Covid-19 para justificar otro año de déficit en las cuentas. La cifra de negocio pasa de 85 a 120 millones.

El presidente del Betis, Ángel Haro./
El presidente del Betis, Ángel Haro.

La entidad aduce las escasas operaciones de ventas de jugadores por el impacto de la Covid-19 para justificar otro año de déficit en las cuentas. La cifra de negocio pasa de 85 a 120 millones.

Samuel Silva

Samuel Silva

El Betis presentará 38,23 millones de euros de pérdidas en su balance de resultados de la temporada 2021-22, que presentará en la próxima Junta General de accionistas, que se celebrará el próximo 15 de diciembre en primera convocatoria, una cifra ligeramente superior a la del pasado año (36,68). La entidad heliopolitana vuelve a apuntar a las secuelas de la pandemia de la Covid-19 como factor clave de ese déficit, aunque la cifra de negocio sí se ha elevado en más de 35 millones -pasa de 85 a 120- tras recuperar los ingresos por abonos, además de elevarse los de competiciones. Esa mejora es el aspecto más positivo de unas cuentas desfavorables, que han obligado a los dirigentes a marcarse objetivos a corto plazo para mejorarlas a través de ventas de jugadores, ya sea en el mercado invernal o antes del 30 de junio.

El Betis tiene un patrimonio neto negativo de 70.012.646 euros (31.313.589 euros a 30 de junio de 2021), como consecuencia de esos más de 38 millones de pérdidas del pasado año, aunque ahí también está contabilizado un préstamo participativo al 30 de junio de 2022 cuyo importe pendiente de devolución asciende a 26.164.578 euros concedido por La Liga a través de los fondos CVC y correspondiente al proyecto de La Liga Impulso.

De esta forma, el patrimonio neto negativo tendría un importe de 43.848.068 euros, cifra inferior al 50% del capital social de la sociedad, por lo que, por este motivo, se encontraría en causa de disolución, una situación que también vivió el pasado año y que fue explicada en la última junta de accionistas. Y es que, sin embargo, el Betis se encuentra al 30 de junio de 2022 en fase de cumplimiento de convenio de acreedores, que también debe ser considerado a los efectos de determinar la concurrencia de la causa de disolución, ya que sólo si el convenio se incumpliera podría solicitarse la declaración de incumplimiento e incoar el procedimiento para iniciar la liquidación.

Adicionalmente, el fondo de maniobra a 30 de junio de 2022 asciende a un importe negativo de 111.126.643 euros (122.684.966 euros negativo a 30 de junio de 2021). En caso de que no se considerara el importe de las periodificaciones de los ingresos y gastos anuales reconocidos en las presentes cuentas anuales al 30 de junio de 2022, el fondo de maniobra resultaría negativo por un importe de 107.434.817 euros (120.695.374 euros a 30 de junio de 2021).

"Este fondo de maniobra negativo se ha generado, en gran parte, por las inversiones en inmovilizado intangible deportivo realizadas y en menor medida por las inversiones en inmovilizado material, financiadas de manera fundamental con financiación a corto plazo, así como por una menor generación de recursos como consecuencia de los efectos del Covid-19", indica la propia entidad en sus cuentas.

Estos saldos acreedores a corto plazo recurrentes suman, a 30 de junio de 2022, 147 millones de euros (40 millones de euros de deuda con entidades de crédito, 1 millón de euros de deuda concursal, 35 millones de euros compras/servicios, 30 millones deudas con administraciones públicas, 36 millones de euros fichas/otros personal y 5 millones de euros de otros pasivos financieros), mientras que a 30 junio de 2021 fue un importe de 129 millones de euros (37 millones de euros de deuda con entidades de crédito, 1 millón de euros de deuda concursal, 38 millones de euros compras/servicios, 19 millones deudas con administraciones públicas, 29 millones de euros fichas/otros personal y 5 millones de euros de otros pasivos financieros).

La entidad heliopolitana justifica ese balance negativo por los efectos que la pandemia de la Covid-19 han supuesto sobre la industria del fútbol en cuanto a una disminución de las transacciones de compraventa de jugadores, la a minoración de los precios de dichas transacciones para la temporada, que incluyen la generación de recursos de la venta de jugadores.

Así, para mejorar los resultados de la sociedad y reequilibrar la situación patrimonial, los dirigentes están realizando gestiones para hacer efectiva la venta de jugadores; para extender el pago de determinadas primas a jugadores y la contención salarial; así como para obtener liquidez adicional por la obtención de nuevas líneas de financiación a través de cesiones de los créditos generados por los derechos televisivos, adquisición de nueva líneas de financiación y de capital, y la apertura de nuevos negocios que generen ingresos y caja.

Las cifras de negocio

El aspecto positivo es el aumento de los ingresos, sobre todo gracias al impacto de las competiciones nacionales y europeas -pasa de 0 a 23,6 millones- y de los ingresos por abonados y socios -de 0,12 a 13,99 millones-, lo que eleva la cifra de negocio de 85,72 a 120,15 millones de euros. En esas partidas también destacan los ingresos televisivos -66,5 millones de euros-, aunque se reducen en 3 millones, o los ingresos por publicidad y comercialización -15,98 millones de euros-.

En cuanto a los gastos, las mayores partidas corresponden a gastos de personal -pasan de 78,3 a 99,84 millones de euros (88,47 de la plantilla deportiva)-, los 18,3 millones de servicios exteriores o los 29,91 de amortizaciones.

Los pasivos financieros

En el apartado 13 de las cuentas, el Betis también hace referencia a los pasivos financieros, que se han incrementado en más de 56 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que ha elevado también los gastos por intereses con entidades de crédito.

"Con fecha 25 de octubre de 2021 y 9 de mayo de 2022 se han firmado dos cesiones de crédito con recurso de los derechos televisivos pendientes de cobro, con la Entidad 3 y 4 por importes de 15.000.000 euros y 45.000.000 euros con vencimiento en dos años y medio y 3 años y medio, respectivamente. Con fecha 3 de diciembre del 2021 se ha firmado una nueva póliza con la Entidad 1, por importe de 2.000.000 de euros con vencimiento a corto plazo, de la cual se han dispuesto a 30 de junio del 2022, 973.272 euros. Además, con fechas 20 de enero de 2022 y 21 de febrero se han realizado las dos primeras disposiciones por importe de 26,5 milones de euros, aproximadamente, del préstamo participativo correspondiente al Plan Impulso de La Liga procedente de los fondos CVC", se indica en ese apartado.

Además, en el apartado de hechos posteriores al cierre del ejercicio se informa que durante el mes de noviembre de 2022, "la Sociedad ha suscrito un acuerdo ("Term sheet") con una entidad financiera para la obtención de una línea de financiación por importe de 65 millones de euros con un plazo de devolución de 6 años, que a la fecha de formulación aún se encuentra en negociaciones con la entidad financiera en relación con sus condiciones y aprobación".