REAL MADRID

Antonio Rüdiger denuncia a un periodista alemán que le acusó de realizar un gesto vinculado a ISIS

Antonio Rüdiger y la DFB (Federación Alemana de Fútbo) ha denunciado al periodista Julian Reichelt.

La imagen que Rüdiger colgó en redes sociales./Instagram
La imagen que Rüdiger colgó en redes sociales. Instagram
Europa Press

Europa Press

El internacional alemán Antonio Rüdiger y la Federación Alemana de Fútbol (DFB) presentaron una denuncia contra un periodista que acusó al futbolista de hacer gestos vinculados al grupo terrorista ISIS en una publicación en redes sociales en el inicio del Ramadán.

Rüdiger, musulmán practicante, publicó el 11 de marzo en Instagram una fotografía con una túnica blanca sobre una alfombra de oración, con el dedo índice derecho apuntando hacia arriba, acompañando la imagen con el texto 'Que el todopoderoso acepte nuestro ayuno y nuestras oraciones'.

El periodista Julian Reichelt, antiguo redactor jefe del diario Bild, valoró este domingo en la red social 'X', antes Twitter, que el dedo índice levantado era un gesto islamista, lo que llevó a Rüdiger y a la DFB a presentar la denuncia por injurias o difamación, incitación al delito e incitación al odio.

Los representantes de Rüdiger y la DFB confirmaron a dpa la denuncia, presentada el lunes ante la Fiscalía de Berlín por parte del jugador del Real Madrid, y ante la Unidad Central para la Represión de Delitos en Internet (ZIT) de Fráncfort por parte de la Federación.

Reichelt no se retractó tras conocerse que el jugador y la entidad había denunciado. "Incluso y sobre todo porque se trata de un popular jugador de la selección no hay que dejarse intimidar... Lo que Antonio Rüdiger y la DFB están utilizando aquí son métodos de intimidación", aseguró también en 'X'.

Desde el Gobierno alemán, en declaraciones publicadas por Bild, explicaron que el gesto de Rüdiger "debe entenderse como una profesión de fe y, por tanto, puede calificarse de no problemático en términos de seguridad pública". "Esto se aplica independientemente del hecho de que grupos islamistas se apropien de este símbolo y lo utilicen indebidamente para sus propios fines", señaló el Ministerio, que dejó claro que "depende de cada caso".