LIGA FEMENINA

Bruna Vilamala, emocionada en su regreso: "Siento la rodilla al 100%"

La delantera azulgrana volvía a un campo de fútbol después de 13 meses tras romperse el cruzado.

Bruna Vilamala celebrando un gol ante el Madrid CFF en la Copa de la Reina de 2021. /Getty Images
Bruna Vilamala celebrando un gol ante el Madrid CFF en la Copa de la Reina de 2021. Getty Images

La delantera azulgrana volvía a un campo de fútbol después de 13 meses tras romperse el cruzado.

Natalia Torrente

Natalia Torrente

389 días. Es el tiempo que ha tenido que esperar Bruna Vilamala para volver a un terreno de juego tras romperse el cruzado aquel fatídico 25 de octubre de 2021 con la Selección Sub-23. Era la segunda vez que la futbolista culé sufría esta lesión - ya le ocurrió en 2018 -, que le ha tenido más de un año fuera de un campo de fútbol. Entonces, con tan sólo 19 años, había disputado 28 partidos y anotado 16 goles con el primer equipo azulgrana.

13 meses de recuperación y sufrimiento es mucho tiempo. Pero si se tiene en cuenta que se trata de una jugadora que apenas cuenta con 20 años, la travesía ha sido aún más larga. Por eso, la joven delantera ha querido agradecer la ovación que se ha llevado del Johan Cruyff en su regreso, en el que ha asistido a Geyse en el octavo tanto de la goleada al Alavés: "Estoy muy agradecida de haber podido volver y haberlo podido hacer delante de todos vosotros. Muchas gracias por vuestro apoyo. Nos vemos el jueves en el Camp Nou", decía demostrando su ADN Barça.

Vilamala ya está pensando en el choque crucial del jueves ante el Bayern de Múnich. "Me adelantaron un poco el alta para poder estar hoy aquí. Estoy muy ilusionada con el partido en el Camp Nou. Aunque solo pueda salir a calentar, es el sueño de todo culé", decía con una gran sonrisa. Ha asegurado que siente "la rodilla al 100%" y que ante su re-debut, sus compañeras "estaban casi más nerviosas" que ella.  

Llegó a la Masía con menos de 12 años después de jugar en equipos masculinos y fue escalando hasta que en 2020 debutó en la máxima competición con el primer equipo. Con una gran versatilidad y acierto en la definición, Bruna se ganó la confianza del técnico anterior, Lluís Cortés, y del entrenador actual, Jonathan Giráldez, que fue administrando las oportunidades de esta perla de la cantera blaugrana hasta el espectacular inicio del curso pasado, cuando Bruna anotó tres goles en los primeros dos partidos de la competición. Lo hacía en el todopoderoso Barça, el equipo de su vida.

Su debut llegó con 17 años y 235 días, por lo que pasó a la historia del club como una de las jugadoras más jóvenes en vestir la camiseta del Barça en el primer equipo. Actualmente el récord lo tiene Vicky López, que lo consiguió con 16 años y 49 días. Ambas forman parte del prometedor grupo de futbolistas con menos edad en debutar en Primera con el equipo culé en el que se encuentran, entre otras, Jana Fernández o Patri Guijarro.

Precisamente fue Guijarro la primera jugadora en estudiar bachillerato en La Masía, allá por 2015. Varias jugadoras siguieron sus pasos, como es el caso de Bruna, hasta que el año pasado el club estrenara la Masía Femenina, un nuevo espacio formativo específico para ellas. La temporada pasada ya eran 16 futbolistas compaginando estudios y fútbol en la residencia culé.

Bruna, que acumula dos roturas de cruzado a sus 20 años, no quiere marcarse límites. Quiere triunfar con el Barça y quiere hacerlo con goles. Como los que marcó hace dos temporadas, cuando se consagró en el primer equipo, y como los que marcó el año pasado, cuando se postuló como la máxima goleadora del equipo en los dos primeros encuentros. Tocará esperar a su tercera oportunidad. El fútbol se la debe.