ENTREVISTA | PRIMERA PARTE

Miguel Galán saca la artillería: "Es una fiesta ver a la UCO en la RFEF y disfruto como un enano; llevo muchos años denunciando en el ostracismo"

El denunciante de Rubiales y Piqué por el caso 'Supercopa Files' repasa su larga lucha contra la Federación y los motivos.

Miguel Ángel Galán, presidente de CENAFE y denunciante en el caso que acorrala a Rubiales. SALVA FENOLL
Alfredo Matilla

Alfredo Matilla

Miguel Galán (Madrid, 1978) es entrenador titulado, se formó en Electricidad y dio clase sobre la materia, ahora estudia Derecho y preside el centro privado de formación para entrenadores CENAFE. Pero como realmente se ha dado a conocer es, por resumirlo de alguna manera, como el azote de la Federación, del CSD y de todo lo que se mueva. Lo hace animado por su defensa a ultranza de los entrenadores y como mecanismo de defensa ante lo que considera un trato injusto desde Las Rozas con aquellos técnicos que no se han formado en la RFEF.

Desde Getafe, donde tiene su centro de operaciones, complicó la vida a Villar con sus denuncias, luego ha hecho lo propio con Rubiales ―como se ha podido ver en esta investigación en marcha que se originó por su escrito a los juzgados― y ya ha puesto en el foco en Pedro Rocha, actual presidente de la Gestora. En la Ciudad del Fútbol le odian y temen en la misma medida. Aquí, en esta charla de dos capítulos, describe su papel en el mundo del fútbol y su relación con las altas esferas. En la primera entrega, sobre todo, explica de dónde surge y por qué sale tanto en los medios.

Para quien no le conozca demasiado: ¿Quién es Miguel Ángel Galán?

El presidente de los entrenadores y entrenadoras de fútbol de este país que dirige un centro privado que abrió hace 20 años y desde el que se empezó a destruir un poco, y a liberalizar, el monopolio de la formación como empresa dependiente del Ministerio de Educación. Durante muchísimos años sólo correspondía a la Federación y a sus territoriales. En ese momento tuve que dejar mi trabajo, porque era profesor de Electricidad en el Ayuntamiento de Madrid. Pedí una excedencia y me lancé a la aventura. Nunca había sido empresario. Y cuando entré en este mundo, siendo entrenador de Tercera, y vi lo que había...

¿El qué?

No tenía ni idea de lo que era la política federativa. Y cuando abrí mi centro, todos los presidentes territoriales vinieron contra mí, diciéndoles a mis alumnos que les negaban la expedición de la licencia porque no se habían formado con ellos. Y yo dije: '¿Cómo? ¿Qué está pasando aquí? Pero... ¿por qué?'. Si yo estaba haciendo una cosa legal. Me he jugado todo mi dinero, que tenía poco ahorrado, por cierto, pues tenía un sueldo de maestro. Y cobré el paro unificado. Y ahora veo que estos señores, a mis alumnos, no le hacen la ficha. Y eso que tenía todas las autorizaciones y exigencias que me pedían. Mis padres me tuvieron que avalar. Tuve que poner unas instalaciones con una serie de metros cuadrados que exigían. No hago lo que me da la gana así porque así. Eso no se puede hacer con una familia humilde. Mi padre era quiosquero de prensa y electricista, y mi madre ama de casa. Soy de un barrio de Getafe, de Juan de la Cierva, muy modesto. Y dije 'no, no y no'. A luchar.

Y tanto. Desde entonces no ha parado. ¿No se cansa?

No. Conocí al principio a un abogado, Ismael Franco, que me ayudó mucho. Ahora tengo otros. Y desde entonces me han sucedido mil cosas y me han llamado de todo por pelear con insistencia.

¿Llevan algo de razón o ninguna?

¿Por luchar? Soy un luchador. Podría contar mil cosas que me han pasado, pero no voy a aburrir a la gente. He sufrido represalias de Villar, Rubiales, Rocha...

Con la que está cayendo en la Federación ahora, habrá gente que diga: ¿Y por qué Galán vuelve a estar de actualidad en este caso?

Porque Galán va a estar siempre de actualidad hasta que no se solucionen los problemas con los entrenadores. Se les deniega la licencia UEFA Pro para entrenar en el extranjero. Es lo que me mueve desde hace 16 años. Cuando haya un presidente que entre y asuma pacíficamente la ruptura del monopolio, todo esto desaparecerá. Es decir, estaré ahí como un actor más, pero no tendré esta participación constante en los tribunales que me ha llevado incluso a sacarme la carrera de Derecho. No me voy a rendir. Me tendrán que matar.

"Pongo las denuncias por la discriminación que hace la RFEF con los entrenadores que no se forman con ellos. No me rendiré. Me tendrán que matar"

¿Es tan grave lo que dice usted que pasa?

Hay una cantidad de entrenadores en el extranjero muy importante que me llama llorando, perdiendo sus contratos. Formados en CENAFE y en otros centros. Que yo lucho por todos. Incluso por los de mi competencia. Y eso me parte el alma. Que un chaval con 30 o 32 años, con toda su ilusión esté en Catar, en un equipo de Segunda, con un contrato a lo mejor de 80.000 euros al año, muy bueno para él tras dejar a su familia, y que se tenga que venir porque la Federación no le da la licencia... Tela. Y ojo, si yo diera títulos firmados por Miguel Ángel Galán, pues pueden decir que esos títulos son un poco sospechosos, ¿no? Es que en el título pone Felipe VI, lleva su firma y la del Ministerio de Educación.

¿Y si este problema se resolviera pero se mantuvieran los hechos delictivos que asolan a la Federación dejaría de denunciarlos?

Sinceramente, no sería tan incisivo. No le voy a mentir. A mí me motiva lo que me hacen. Y muchas veces tengo que controlar mi ira, porque es que, claro, me siento impotente. Ahora esto de la entrada de la UCO en la RFEF es una fiesta para mí, estoy disfrutando como un enano. Pero son muchos años denunciando en el ostracismo. Muy pocos periodistas me han atendido y abierto sus medios para informar de mis acciones. Muy pocos. Y llevo infinidad de años luchando. Ahora la gente no se acuerda de Villar, pero Villar antes de estar metido en la cárcel era Dios en España. Después del presidente del Gobierno, él era el que más mandaba. Era vicepresidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA. Y su vicepresidente era Rubiales, y el vicepresidente de Rubiales era Rocha. Que nadie lo olvide. Era yo solo contra ellos. Me he tirado muchos años en el desierto.

Igual que llega a mis oídos, llegará a los suyos. ¿Cuántas veces le han tildado de friki por su cruzada?

El friki de Galán, el loco de Galán, el Querellator, el no sé qué... Menos mal que el tiempo me ha dado razón. No soy ningún friki, aunque tampoco la palabra friki a mí me resulta peyorativa. Si soy un friki del fútbol o de los entrenadores, lo acepto. Pero lo importante aquí es que llevaba razón y todas mis denuncias tenían fundamentos. Si se soluciona lo que pido y por lo que lucho desaparecería del escenario jurídico-federativo. Es mucho tiempo de lucha y hay un desgaste personal y familiar.

Con el currículum activista que tiene podría haber sido ya doctor en Derecho.

Soy titulado como entrenador de fútbol en la máxima categoría. Fui el entrenador más joven de la historia en sacarme todos los títulos. E ingeniero eléctrico. He trabajado en una empresa multinacional muy importante que se llama Schneider Electric, nueve años. Luego aprobé el examen para entrar de profesor en el Ayuntamiento de Madrid y he estado ahí seis años. Y luego ya CENAFE. Así que sí, con toda esta experiencia decidí empezar Derecho. Estoy en tercero en la Universidad Europea de Madrid y para el año que viene ya seré licenciado. No soy tan friki... [Ríe]. Me hace gracia.

¿Sí?

Algunos me han pedido perdón, personalmente y públicamente. Como el periodista Roberto Gómez, por ejemplo. Ahora resulta que hablamos casi todos los días al ser de la candidatura de Carlos Herrera. Y me llaman para lograr los apoyos. Y les atiendo porque a Herrera le respeto mucho como comunicador. No me parece un mal candidato. Pero está un poco perdido, muy pez en esto. Lo que les diría a los que se meten conmigo gratuitamente es que cuando vean a alguien luchar contra una dictadura, siendo muy pequeño, al menos no lo tachen de nada y le escuchen. Porque en todas las dictaduras, sea federativa, deportiva o política en un país, a la oposición no hay que menospreciarla. Ahí está lo que decía José Martí en Cuba: 'Si no quieren luchar, por lo menos tengan la decencia de dejar luchar a los que sí lo hacen'. Que nos respeten.

¿Se mueve más por el rencor o por la justicia?

Por la justicia. No soy rencoroso. Tengo muchos defectos, como muchas personas. Pero no soy rencoroso. Si a mí mañana me dicen... De hecho, lo han intentado. Si me dice Villar de ir a tomar un café, voy. Y con quien sea. Y me ha hecho mucho daño Villar, ¡eh! Más me ha hecho Rubiales, pero también me lo tomaría. Hay presidentes como el de la Madrileña, Paco Díez, que ha sido enemigo y ahora nos llevamos muy bien. Sin problema. Y con otros como Salvador Gomar, de la Valenciana, Peláez de la Cántabra... Con este nos hemos llamado de todo en las redes sociales y ahora voy a San Vicente de la Barquera, donde vive mi padre, y quedo con él si hace falta. De rencor, nada.

¿Y de ego, cómo va?

No tengo. No lo necesito.

Pero sí necesidad de que le reconozcan.

No, no. Porque no lo necesito. A ver, me gusta que se me reconozca mi trabajo, sí. Eso sí. Es normal, son muchos años. Lo que no puede ser es que ahora una querella mía haya provocado toda esta investigación en la Federación y venga Manos Limpias o no sé quién a decir que están de acusación popular. Muy bien, pero la querella la puse yo. Es que si yo no pongo la querella no la pone nadie en España. Es que si yo no pongo la denuncia a Villar, no la pone nadie. Es que si yo no pongo la denuncia en la Fiscalía por el beso no consentido de Rubiales a Jenni, no la pone nadie. Es que todos los grandes temas jurídicos relacionados con la Federación han venido porque Galán se ha movido. No hay otra persona. Y hay que decirlo. Pero no porque me quiera llevar unos méritos que no me corresponden. Simplemente porque no hay otra persona que se atreviera.

¿Cuántas acciones judiciales de ese nivel, más o menos, calcula que ha puesto?

Entre 30 o 40. Entre querellas, denuncias... Y más de 300.000 euros gastados si sumas las denuncias, querellas y demás, con las campañas electorales metidas ahí en las que he participado para decir lo que hay y quieren esconder.

De dónde salen esos ingresos hablaremos más adelante. Primero quiero saber cuántas denuncias han seguido su curso, cuántas han sido admitidas a trámite y cuántas han prosperado. Ponerlas es fácil.

Pues no lo sé de memoria...

¿Cuántas ha ganado?

Admitidas a trámite, todas. Ganado, realmente ganado, sólo dos o tres relacionadas con la Federación. Una fue aquella denuncia a Villar por la que luego le destituyeron. Por cierto, en eso estoy de acuerdo con él: le pusieron la sanción más grave que existe sin deber. No era para que lo destituyeran. Se le aplicó jurídicamente el grado más alto cuando no correspondía. Y es una denuncia que parte de mí. Pero lo reconozco. Es que a Rubiales, con más, se le han puesto tres años... Y luego hay otras por ahí, con el Caso Haití y demás, que se han archivado o me he quitado de la causa o han pasado otras cosas. Y luego hay más relacionadas con el mundo del entrenador que he ganado. Muchas. Por eso sigue CENAFE y otros centros, porque he ganado muchísimas.

A mí, sobre todo gente de la Federación, me han criticado bastante por darle voz, entrevistarle en diferentes ocasiones cuando otros pasaban e informar de sus acciones judiciales. ¿Cuándo parará de acudir a los tribunales para que todos estemos más tranquilos?

No quiero que resulte que estoy intentando coaccionar o algo a alguien. No es mi intención. Cuando se solucione lo de la licencia pararé. Y creo que es posible. Tiene que llegar.

¿Qué le hace ser tan optimista?

Vamos a ver, no es que yo para una cosa tenga que obligar a otra. Pero para que yo dé 100 días de tranquilidad a un nuevo presidente tiene que haber una muestra de algo. Quien quiera ser presidente de la Española, nada más tomar el puesto, no tiene que visitar a Javier Tebas ni al CSD. Lo primero que tiene que hacer es sentarse con Miguel Galán, que es el que les mete en problemas. Si no, le voy a hacer la vida imposible. Punto. Es una injusticia.

Aunque lo fuera como clama, entenderá que para una Federación sus demandas no son lo más importante a resolver y hay más cosas.

Bueno... Si te está costando la cabeza... Si a Villar le ha costado la cabeza, a Rubiales le está costando la cabeza y a Rocha le va a costar la cabeza... Será más importante que todo lo demás. Es muy importante no discriminar a la gente. Imagínese que su hijo o hija se forman en el Ministerio de Educación, les sale un contrato en Francia de 60.000 euros como entrenador y no le dejan entrenar porque no se ha sacado el curso. Y enfrente tiene a uno que se ha sacado el curso en la Federación, que por cierto no es válido ese de Ciencias Profesionales, y le dejan ir. Esto se solucionará cuando a un hijo de un presidente del Gobierno o de un gran ministro sea entrenador y no pueda ejercer... Porque aquí el máximo responsable no es la Federación, es el CSD que le consiente.

Galán y sus razonesRELEVO

¿De qué manera?

Para que no haya dudas: la UEFA no pone ninguna pega tras una denuncia que puse en la Comisión Europea, en la que Andreu Camps estuvo muy astuto, aunque ha sido la persona más maquiavélica que hay junto a Tomás González Cueto. Por encima de todos. Son dos de los mejores juristas de este país. Eso sin duda. Pero conmigo han metido la pata mucho. Un principiante, un aprendiz de Derecho como yo, se las ha dado en toda la cara. Eso lo tengo que decir. Pero, ¿qué pasa? Que utilizan el Derecho y su sabiduría jurídica para hacer el mal, para ir contra los opositores y para intentar buscar resquicios legales y meter en compromiso a los presidentes de las territoriales, como metieron a Rubiales con el contrato de la Supercopa y como han metido a Rocha con el retraso intencionado de las elecciones.

¿Le han vetado durante este tiempo por decir este tipo de cosas?

Sí. Me gustaría decir que no, pero sí. No quiero ni citarlos. Sólo digo uno: Estudio Estadio. Cuando fui candidato a la RFEF, el exárbitro Iñaki Fernández Hinojosa llamó a Juan Carlos Rivero para ir al plató y que me diera voz y dijo que no, que no era el perfil. ¡Pero si era candidato! Algunos mantienen esa especie de boicot. Medios afines a la Federación. No son muchos tampoco. Entiendo la profesión de periodismo y respecto las decisiones de los periodistas, siempre que me lo tengan a mí. Esta semana el director de Marca, por ejemplo, ha hecho un artículo con una crítica hacia mí. Yo le he contestado en redes sociales, me lo ha vuelto a contestar y, bueno, es muy sano todo. Otros han ido a por mí. Algunos no se casan con nadie dando su información y me parece bien. Pero en la época oscura sólo me daban voz cuatro.

Es curioso lo que pasa con usted. He tenido la suerte de hacer mil entrevistas a gente importante. Sin embargo, casi nadie se acuerda de alguno de aquellos titulares publicados y sí de cuando usted me dijo «me llaman Querellator» o «quiero ser el Pablo Iglesias del fútbol español». Como ha pasado mucho tiempo de aquello, ¿tiene algún nuevo sobrenombre que pueda desvelarnos?

El otro día Alfredo Relaño [presidente de honor de AS] me llamó "ecologista exagerado". No pasa nada, evidentemente. Nunca he recibido motes que me falten al respeto como persona. No lo consentiría, lo denunciaría. Siempre son motes graciosos, que muchas veces no se corresponden con la realidad, porque me han llamado hasta querulante. Matallanas (RFEF) me lo dijo al creer que soy una persona obsesiva [patológica según el significado de este sustantivo en la RAE] por poner querellas y denuncias. No es eso, no es ese mi caso. No hago un abuso del derecho, que también sería un delito, porque si no estaría en tratamiento psicológico. Me lo tomo con humor. Lo de Pablo Iglesias surgió justo cuando él salió y coincidió con lo mío. Me caía muy bien, y me sigue cayendo. De hecho, en las primeras elecciones le voté. Luego ya no. No soy de derechas ni de izquierdas, voto a partidos, igual que he votado a Pablo Iglesias, he votado a Ayuso. Me veía reflejado un poco en la lucha de Pablo Iglesias. Ese mote me lo puso Guti en El Chiringuito de Josep Pedrerol.

Galán - Ser considerado un frikiRELEVO

Una curiosidad. A mí, cuando simplemente me llega a casa una carta de la DGT o de Hacienda, me entran unas taquicardias brutales sin haber hecho nada muy grave en principio. ¿Duerme tranquilo estando continuamente en el candelero y acudiendo con tanta frecuencia a los juzgados?

Bueno, hay que recordar que me han puesto más de 30 querellas y de diferentes organismos. Al principio lo pasaba mal. Cuando me llegó la querella contra mí que sacó usted en su día y fue portada en AS, fue tremendo. Me levanté y, claro, mi padre que vive fuera y vio 'Villar denuncia a Galán por extorsión y cuatro delitos más'... Con una cosa de estas puedes entrar en la cárcel siete u ocho años. Mi padre, que vive solo porque perdí a mi madre hace nueve años por cáncer de páncreas, lo pasó mal. Y yo. A partir de ahí empecé a estudiar Derecho rodeado de chavales de 25 años.

Mira, no hay mal que por bien no venga.

Necesitaba saber más para ser más fuerte. Estoy en una situación que necesito ser fuerte. Necesito saber, cuando me acusen de un delito, si lo es. Necesito saber, si hago una operación con mi empresa, si estoy cometiendo un delito o no. O si me proponen algo, si es bueno o malo. Ya no tengo miedo. Me he encontrado mi sede de CENAFE en Getafe pintarrajeada y con los cristales rotos. Y han entrado a robar en mi casa, donde sólo se llevaron papeles y dejaron un reloj de oro en la mesilla...

¿Y no teme que todo su activismo se le pueda volver en su contra y los poderes fácticos a los que tanto ataca empiecen a investigar cada uno de sus movimientos en busca de lagunas o agujeros?

Vamos a ver, tengo claro que cuando estoy con esta bandera tengo que tener mi armario muy limpio, muy limpio. Cuando yo empecé en mi empresa no tenía ni idea de lo que era ser un empresario, pero ahora tengo mi gestoría que lleva todo. El jueves me llegó el impuesto de sociedades que voy a pagar, y son casi 191.000 euros. Eso quiere decir que hemos facturado bien y que ha habido mucho beneficio. Intento que en aquellas cosas en las que pueda cometer un delito sin querer, que entonces no sería delito porque no hay dolo, pues sepa arreglarlas. Pero ya conozco el derecho y sé donde meterme y dónde no meterme si me ofrecen alguna cosa. Que aprovecho para decir que no he cobrado ni un euro de LaLiga en mi vida, por ejemplo, ni de subvención pública, que alguno sé que lo va diciendo por ahí. Ni uno. Aún así, no descarto, como decía Rubiales, que me metan un día en el maletero un saco de cocaína y entonces...

A usted, si no recuerdo mal, lo que sí le pusieron fue un detective detrás, ¿no?

Sí. Eso fue cuando Villar era presidente y Rubiales su vicepresidente y a la vez presidente de la AFE. Villar mandó a Rubiales, con dinero y fondos de la AFE, a hacerme una investigación de seis meses, justamente para intentar buscar de todo en mi vida privada, que no le importa a nadie, y en la profesional. Todo. Se recorrían toda España por las diferentes sedes de CENAFE e iban grabando. Y sólo sacaron una cosa de unas becas que da AFE a sus futbolistas y que se las habían denegado a mis alumnos porque no tenían la formación de la RFEF. Y decían que uno de mis centros había puesto, en vez de curso de entrenador, curso de entrenador de porteros, para que se la dieran. Y me imputaron un delito contra los consumidores en el juego. Luego, evidentemente, se archivó. No tenían ninguna causa.

¿Cuándo y por qué fue su primera acción judicial contra la Federación?

Tenía 19 años, así que en el siglo pasado. Estaba haciendo el curso de entrenador nacional en la Federación. Cuando no existían los centros ni nada. Había que hacer un selectivo. Saqué un 10 en todos los exámenes. En ese curso estaban Quique Estebaranz, Agustín, Ferrer y mucha gente más como Julen Lopetegui. El exseleccionador. Y terminó el curso y resulta que a varios compañeros y a mí nos suspendieron con una asignatura. Con un 4,4 o así. Y un día me entero de que Lopetegui suspendió la asignatura de Reglas de juego con un 4,5 y el claustro le subió la nota. Y a otros que estaban en esa situación no nos subieron. Me entrevisté con el profesor y me dijo que sí, que le habían obligado a ponerle un 5. Todas las demás la aprobó. Y me dio el alza de las notas que se publicó en el AS hace 23 años. No me conocía nadie de nada y se quedó ahí en una anécdota. Ahora ya me conocen más...

Usted al principio pensaba que Villar era casi como el diablo, al que por cierto nadie ha condenado todavía. ¿Cree que entre unos y otros le están haciendo bueno?

Por supuesto. Si tuviera que elegir entre Rubiales y Villar, digo Villar.

¿Y entre Villar y Rocha?

Villar.

¿Por qué?

A Villar le pudo su cabezonería. Si hubiera hecho caso a su mujer, que le dijo 'no te presentes a las últimas elecciones', en las que estábamos Jorge Pérez y yo… Cuando vimos lo que pasaba ahí dentro, nos retiramos. Pero ¿sabe lo que hicimos? Entregamos la documentación recopilada en la Fiscalía Anticorrupción. Él por un lado y yo por otro. En coordinación, porque nos llevábamos muy bien. Porque yo tenía la taquilla del partido internacional aquel del Caso Recre donde facturó la empresa del hijo de Villar. Y dije 'hostia'. Fue cuando cogí todos los papeles y los llevé a Fiscalía. Y claro, descubrieron cosas. Todos los partidos internacionales amistosos los organizaba Gorka [hijo de Villar] con su empresa y la de la nuera de Cortés Elvira. A Villar, pese a eso, se le ha hecho bueno. Porque tiene una diferencia con Rubiales.

¿Cuál?

Quizás Villar ha sido más corrupto que Rubiales. Quizás, ¿vale? Y no está condenado. Pero no le veo que sea mala persona como sí lo es Rubiales. Yo sé episodios de Rubiales y los he visto hacia otras personas y hacia mí mismo. Hablo de violencia verbal y de violencia física. Rubiales, en un debate organizado en la radio por José Ramón de la Morena con él y con Miguel Cardenal y Javier Tebas... ¡Intentó agredir a Miguel Cardenal en el ascensor! Y a mí me ha dicho de todo. Y ni le digo lo que a mí me ha contado la famosa arquitecta que le denunció. Luego es verdad que ha salido indemne de eso, que hay que reconocérselo. Pero lo que me contó esa mujer... Y no se puede fingir lo que me contó. Que lo haya exagerado la mujer, puede ser. Pero lo que me contó... Rubiales, eso sí, también está más preparado.

"Villar quizás era más corrupto que Rubiales, pero no es mala persona y este sí. Hablo de violencia verbal y física. ¡Una vez intentó agredir a Cardenal! Y lo de la arquitecta y Tamara..."

Vaya, Un piropo.

Como gestor no lo ha hecho tan mal Rubiales en la Federación. Digamos que lo ha hecho medianamente bien. Quitando el miedo con lo de los entrenadores. Pero es que yo he estado en una reunión con su tío, Juan Rubiales, y me ha dicho cosas de su propia familia que no veas. Ellos se lo decían: 'no puedes ir por este camino, no puede tratar así a tu oposición, tienes que sentarte con Galán, tienes que sentarte con Javier Tebas, tienes que sentarte con Gerardo González, tienes que sentarte con esta gente y llegar a unos entendimientos...'. Que no somos sus enemigos. Que somos personas que pensamos diferente. Que no nos hemos hecho nada en lo personal. Que sólo son diferencias políticas. No deseo el mal de Rubiales. Como dije en su día, no deseo que Villar entre en la cárcel. Ni se lo deseo a él ahora. Lo que quiero es que recapaciten. Y ya lo dijo el tío de Rubiales: necesita una re-educación con las mujeres...

...

Porque no es la primera persona que dice cosas. Es que yo he sido también testigo de lo que le pasó a Tamara Ramos en la AFE, cuando era su secretaria, antes de irse a Futbolistas ON, de donde fue despedida el pasado miércoles. Juanjo Martínez, su exmarido, padre de sus hijos y presidente de ese sindicato de Futbolistas ON, ahora es íntimo amigo de Rubiales y de la Federación. Me entero de todo porque todo el mundo me llama a mí. Y me cuentan todas sus penas. Que yo atiendo a todo el mundo. Pero este caso de Tamara es tremendo. Tremendo.

¿No será un puesto en Las Rozas lo que usted va buscando con todo este protagonismo en torno a la RFEF?

No. Ni en la Madrileña. Cobro más en CENAFE que en cualquiera de esos sitios. Bueno, si me pongo el sueldo de Rubiales estaría a la par. No me compensa. Si yo estuviera cobrando 30.000 euros al año o incluso 50.000, pues lo vería. Pero, según nuestras cuentas, que son públicas, estoy sacando beneficios al año entre 400.000 y 500.000 euros. Y lo de la notoriedad tampoco me pica. Contra Villar me iba a presentar porque no lo hacía nadie. Y ahora en diciembre lo he vuelto a meditar para las próximas elecciones porque gente cercana me había conseguido o apalabrado los avales. Y por eso yo quería que se cerrara la elección a la presidencia. Pero ahora no.

"No hago esto para entrar en la Federación. Cobro más en CENAFE, entre 400.000 y 500.000 euros al año, aunque si me pongo el sueldo de Rubiales..."

¿Y eso?

Ahora, con la nueva Orden Ministerial, los asambleístas no pueden dar los avales a varios candidatos. Sólo a uno. La cosa cambia. En su día me faltó poco para presentarme a la Española, pero es que... Recuerdo que antes de retirarme me llamaron los de Equipo de investigación de La Sexta porque estaban mirando lo que se hacía en la RFEF. Sabían con quién me reunía. Y por mí, como si me hubieran microfonado allí mismo entonces para asistir a mis reuniones. Me llegué a ver con un expresidente del CTA, que fue internacional antes, y que ya me dijo en activo que había tenido que llamar a mi coordinador de árbitros de la candidatura para decirle que se tenía que salir de ahí. Que tenían que votar a Villar, como el resto de árbitros, porque si no... Y eso que ya estaba haciendo campaña. Sí, sí, un presidente del CTA. Puede imaginar quién es. Un árbitro internacional que hace poco era presidente del CTA...

También ha tenido tiempo usted para cargar contra el CSD, con presidentes del PP y del PSOE. ¿Eso quiere decir que es independiente o que igual ya tiende más a Sumar o VOX?

Yo voto a las personas. En su día también voté a Rajoy. Es decir, que no soy ni de derechas ni de izquierdas. Como cuando denuncié al Real Madrid por lo de la titulación de Zidane. Que me decían que era del Barça. Que no, que tampoco soy del Madrid ni del Barça. He denunciado en el CSD cuando ha estado Miguel Cardenal o José Ramón Lete, y cuando ha estado Rienda o José Manuel Franco. Cuando ha estado el PSOE y cuando ha estado el PP. No tengo mucho apego a los colores. Lo que sí me siento es muy madrileño. Si hubiera un partido nacionalista madrileño sería de él. Me encanta toda España, y muchísimo Cataluña, donde tengo una sede, pero Madrid es Madrid. No creo que todo sea blanco y negro. Voté hasta a Rivera, porque era el único que llevaba en el programa electoral la gestación subrogada.

No tenía previsto que habláramos de esto pero…

No suelo hablar de mi vida privada, pero tengo una familia monoparental. Soy padre de una niña por gestación subrogada en Estados Unidos. Tengo una niña. Y me tuve que ir allí porque aquí, en mi país, no me lo dejan hacer porque me detenían. Es un delito. Tuve que estar allí muchos meses y pagar 200.000 euros en una clínica donde también lo hizo un famoso futbolista. Fue antes de la pandemia y fue durísimo, estuve a punto de morir. No sé lo que me pasó. Creo que fue el COVID o algo y me tuvieron que ingresar 15 días justo cuando ella estaba naciendo. Da para una serie de Netflix.

¿Ni siquiera eso, el ser padre, le va a hacer replantearse todo y aflojar un poco?

Sí, un poquito sí. [risas] Quiero quitarme de esto. No quiero que cuando mi hija tenga uso de razón dentro de diez años me vea en las televisiones. Estaría orgullosa de mí, por supuesto, pero quiero dejar todo esto cuanto antes. Pero un poquito sólo...

---

* En la segunda parte, Galán repasa su relación con Alejandro Blanco (COE), Tebas (LaLiga), con quien relata una buena bronca, Aganzo (AFE) y los barones. También hace un repaso a los perfiles para presidir la RFEF con los que tiene contacto, tales como Gerardo González o Eva Parera. Y, además, pone el foco en Pedro Rocha y en varios de los dirigentes federativos que han salido hace nada por la puerta de atrás.