EUROCOPA

La Policía alemana detiene una marcha de 5.000 aficionados turcos tras detectar el saludo de los Lobos Grises

El jugador de la selección otomana, Merih Demiral, fue sancionado por hacer este mismo gesto en le partido frente a Austria.

La afición turca se moviliza al partido. /AFP
La afición turca se moviliza al partido. AFP
Europa Press

Europa Press

La Policía de Berlín ha parado este sábado la marcha de unos 5.000 aficionados de la selección turca de fútbol que se dirigía al Estadio Olímpico de la capital alemana tras detectar el uso del gesto de los Lobos Grises, una organización ultraderechista turca. La selección turca se enfrenta esta noche a la de Países Bajos en el marco de los cuartos de final de la Eurocopa de fútbol. Miles de aficionados turcos partieron de Breitscheidplatz hacia la estación de Charlottenburg pero al detectar el símbolo de extrema derecha la Policía intervino para recordar a los aficionados que no se podía realizar el gesto.

El saludo de los Lobos Grises se realiza con las dos manos alzadas y los dedos índice y meñique extendidos simulando las orejas del animal. El gesto en sí no está prohibido en Alemania, pero se trata de una expresión política inapropiada para un acto deportivo, ha explicado una portavoz policial, Beate Ostertag, en declaraciones a la televisión berlinesa RBB.

El saludo ha tenido una cierta trascendencia porque el futbolista turco Merih Demiral realizó el gesto en la eliminatoria anterior, en un partido contra la selección de Austria, tras meter el segundo gol. La UEFA le ha sancionado con dos partidos. El internacional alemán de origen turco Mesut Özil ha respaldado a Demiral publicando en su cuenta en Instagran un mensaje de ánimo con la imagen de las dos manos de Demirel haciendo el gesto.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha viajado a Alemania para presenciar el partido con Países Bajos y ha manifestado su apoyo a Demiral. Unos 3.000 agentes han sido desplegados para garantizar la seguridad antes, durante y después del partido. La Policía de Berlín ha recibido apoyo de agentes de Brandeburgo, Baviera, Hesse, Hamburgo, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia-Anhalt y Turingia, así como de la Policía Federal. Las zonas para aficionados previstas en la puerta de Brandemburgo y ante el Reichstag han sido clausuradas por el riesgo de tormentas.

El presidente turco, a la defensa de Demiral

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha considerado excesivas las reacciones al gesto del futbolista, y por ello ha asegurado que nadie critica otros "símbolos nacionales" como el águila de Alemania o el gallo de Francia.

En declaraciones a la agencia de noticias Anatolia, Erdogan ha alegado queDemiral hizo dicho gesto en un momento de "excitación", después de marcar un gol en el partido de octavos de final contra Austria. El presidente turco tiene previsto asistir el próximo sábado al encuentro de cuartos de final de la EURO contra Países Bajos.

En ese encuentro no podrá participar el central, ya que la UEFA anunció este viernes una sanción de dos partidos contra él por "utilizar" el fútbol y "desprestigiarlo" al hacer un símbolo ultraderechista. "La forma en que lo celebré tiene algo que ver con mi identidad turca", afirmó, antes de subrayar que su objetivo era expresar su orgullo por ser ciudadano turco. De hecho, luego publicó en la red social X una fotografía suya haciendo el gesto durante la celebración, junto al mensaje "cómo de feliz es aquel que dice que es turco".

El grupo, que en los años 70 estuvo implicado en ataques de guerrilla contra izquierdistas y activistas en Turquía, mantiene lazos con el partido ultranacionalista Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), liderado por Devlet Bahçeli y actualmente principal aliado de Erdogan.