TOUR DE FRANCIA

Una caída tonta en el Tour despierta los viejos fantasmas de Van Aert

El ciclista belga del Visma-Lease a Bike se fue al suelo junto a su compañero Matteo Jorgenson y Laurent De Plus, del INEOS Grenadiers. Todos pudieron continuar en carrera.

Wout van Aert, atendido en carrera./Eurosport
Wout van Aert, atendido en carrera. Eurosport
Daniel Arribas

Daniel Arribas desde París

El 27 de marzo, hace algo más de tres meses, Wout van Aert sufrió una durísima caída en A Través de Flandes y dijo adiós a la temporada de clásicas entre llantos de dolor. El belga, estrella del ciclismo mundial y, por consiguiente, del Visma-Lease a Bike, volvió el 23 de mayo en la muy menor Vuelta a Noruega, un trámite en el que recuperar sensaciones.

Ahora, 38 días después de volver a las competiciones en el norte de Europa, y tras entrenar junto a sus compañeros en la altitud de Tignes, Van Aert ha comenzado el Tour de Francia con la expectación habitual en torno a su figura.

En la durísima primera etapa de la ronda francesa, el belga fue tercero, solo superado en meta por el dúo del Team dsm-firmenich PostNL formado por Romain Bardet y Frank van den Broek.

Hoy, en una amplia recta camino a Bolonia, y a 86 kilómetros de meta, Van Aert se ha ido al suelo y ha despertado viejos fantasmas, los mismos que le apartaron de la carretera durante la primavera.

Sabedor del mal fario que le persigue —ya no a él, sino a su equipo— el de Herentals, de 29 años, no ha tardado en buscar las cámaras de televisión para levantar el pulgar y tranquilizar a las masas. Todo en orden. Estoy bien. Puedo seguir.

Laurent De Plus, de rojo, junto a Wout van Aert (derecha) tras la caída. Eurosport
Laurent De Plus, de rojo, junto a Wout van Aert (derecha) tras la caída. Eurosport

Junto a él, no obstante, también se han caído Laurent De Plus, gregario de excepción del INEOS Grenadiers, y Matteo Jorgenson, todoterreno que emigró el pasado invierno del Movistar Team para acompañar a Van Aert, Vingegaard y compañía en el poderosísimo Visma-Lease a Bike.

Tras el accidente, tonto, aunque no por ello menos habitual, los tres ciclistas han sido atendidos por los servicios médicos de la carrera y han podido continuar sin mayores complicaciones. El resultado, abrasiones molestas en la piel —sobre todo en el caso de De Plus— y algunos descosidos en las prendas. Nada que impida continuar en la carrera más importante de la temporada.