ESPAÑA 23 - DINAMARCA 26

Los Hispanos estrellan sus sueños de oro contra un extraterrestre llamado Landin

España paga caro su atasco en la primera parte y no puede remontar, pese al extraordinario ejercicio de liderazgo de Alex Dujshebaev en la segunda. El domingo luchará por el bronce contra Suecia.

Niklas Landin, en las semifinales contra España. /REUTERS
Niklas Landin, en las semifinales contra España. REUTERS

España paga caro su atasco en la primera parte y no puede remontar, pese al extraordinario ejercicio de liderazgo de Alex Dujshebaev en la segunda. El domingo luchará por el bronce contra Suecia.

Andrés G. Armero

Andrés G. Armero

Como si de una premonición se tratase, por la mañana, en el hotel de concentración, pidió Beautiful Day de U2 para su sesión de estiramientos. Niklas Landin sonreía y se hacía fotos, cercano, humano, humilde. Por la tarde se quitó el disfraz de ciudadano ejemplar y salió la bestia. Una actuación de época del portero danés deja a los Hispanos sin la final del Mundial. Todos viajarán en el mismo avión a Estocolmo, pero los daneses buscarán el oro y los españoles se tendrán que contentar con el que sería un meritorio bronce frente a la anfitriona Suecia (domingo a las 18:00 en Teledeporte).

Ante un portero así (15 paradas de 35 lanzamientos, 43% eficacia) solo se puede aplaudir. Jorge Maqueda, Dani Dujshebaev, Ferrán Solé, Pol Valera... Uno a uno los Hispanos se estrellaban contra el muro defensivo danés, el 6-0 de acero inoxidable, y su guardián superlativo. Landin le comía la moral a cada lanzador. En la portería española, Gonzalo Pérez de Vargas cumplió su parte del plan, 15/40 (35%), pero enfrente tenía a un enemigo que esta tarde llevó el arte de detener disparos al siguiente nivel, sobre todo en los primeros 30 minutos.

Para colmo, Joan Cañellas, uno de los lanzadores llamados a desafiar la zaga danesa, sufrió un fuerte impacto en su rodilla en el minuto 2, aunque, tras retirarse un tiempo, pudo regresar renqueante. En el ataque rival, la inteligencia del sempiterno Hansen, no exenta de gol, y la amenaza constante del joven talentoso Simon Pytlick ponía al descanso un 10-15 en el marcador, una renta enorme para un equipo de la talla de Dinamarca. Las decisiones arbitrales tampoco ayudaban para desesperación de Maqueda, Miguel Sánchez-Migallón y los soldados patrios.

Alex Dujshebaev, en una acción del duelo ante Dinamarca.  REUTERS
Alex Dujshebaev, en una acción del duelo ante Dinamarca. REUTERS

En el segundo acto fue el momento de Alex Dujshebaev. El Mago, que descansó muchos minutos en la primera parte tras la paliza de cuartos de final, tiró de orgullo y de chistera para inventarse una remontada, con la colaboración en ataque del asturiano Abel Serdio, consagrado como pivote. Colocó a los suyos a un tanto de diferencia, pero nunca se dieron las circunstancias para ponerse por delante. Pesaron y mucho las dos prórrogas frente a Noruega.

El equipo que nunca deja de creer, los Hispanos de Jordi Ribera, llegaron al último minuto con un 23-25 en contra. Gonzalo Pérez de Vargas, en la enésima vida del gato, le paró un penalti a Hansen, pero en la siguiente acción Ferrán Solé, también desde los siete metros, chocó contra la inmensidad de Landin. El cuento acabó como empezó, con Niklas respondiendo en la pista a todo aquel que osó desafiarle. Se llevó con justicia el MVP del partido. España, guerrera infinita, buscará reivindicarse en el partido por el bronce frente a Suecia en Estocolmo.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: ESPAÑA, 23 - DINAMARCA, 26.

--EQUIPOS.

ESPAÑA: Pérez de Vargas (1); Solé (4, 3p), Maqueda (-), Gedeón Guardiola (-), Peciña (-), Cañellas (2) y Ángel Fernández (3) -equipo inicial- Corrales (ps), Alex Dujshebaev (5), Figueras (1), Serdio (3), Casado (-), Valera (1), Sánchez-Migallón (1), Dani Dujshebaev (1) y Odriozola (1)

DINAMARCA: Niklas Landin; Kirkelokke (1), Gidsel (3), Mikkel Hansen (4, 2p), Pytlick (6), Magnus Landin (2) y Saugstrup (5) -equipo inicial- Moller (ps), Jakobsen (3), Lauge (-), Mollgaard (-), Mensah (-), Jorgensen (1), Johan Hansen (-), Holm (-) y Hald (1)

--PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-3, 4-7, 5-9, 7-10, 10-12 y 10-15 (Descanso) 13-17, 15-20, 17-20, 20-21, 20-23 y 23-26 (Final)

--ÁRBITROS: Schulze y Tonnies (ALE). Excluyeron por dos minutos a Maqueda (2) y Odriozola por España; y a Saugstrup, Magnus Landin y Kirkelokke por Dinamarca.

--INCIDENCIAS: Encuentro de semifinales del Mundial de Polonia y Suecia disputado en el ERGO Arena de Gdansk (Polonia) ante unos 6.500 espectadores.

Andrés G. Armero
Andrés G. Armero

Responsable de polideportivo

Coordinador de polideportivo y corresponsal en Europa en Relevo, Andrés García Armero fue durante cuatro años el Director de Marca Global de Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21. Antes