BALONCESTO

Edy Tavares, el talismán de un Real Madrid con el que sigue sin renovar

El pívot africano fue el jugador más valorado en una Supercopa (48) que ha ganado por sexta vez consecutiva.

Edy Tavares celebra el título de la Supercopa en Murcia. /EFE/Juan Carlos Caval
Edy Tavares celebra el título de la Supercopa en Murcia. EFE/Juan Carlos Caval
Guillermo García

Guillermo García desde París

Edy Tavares volvió a demostrar en la Supercopa Endesa que, hoy por hoy, es el jugador más determinante de la ACB y de la Euroliga. El pívot fue el jugador más valorado del Real Madrid (48 créditos por los 44 del MVP Campazzo) y conquistó su sexto tíutlo consecutivo de una competición en la que no ha perdido ningún partido de los 12 que ha jugado. Un trofeo que se ha convertido en fetiche para el caboverdiano y que le ha servido para presentar un nuevo argumento a su favor en la negociación para renovar por el Real Madrid.

Porque aunque parezca increíble, el jugador africano todavía no ha firmado un nuevo contrato con la entidad blanca. Tavares termina su relación con el Real Madrid en junio de 2024 y todavía no hay acuerdo con el club para seguir vistiendo su camiseta. De hecho, las posturas están estancadas y no parecen cerca de desbloquearse tras varios meses de conversaciones infructuosas y desgaste entre ambas partes.

El pívot, MVP de la pasada Final Four de la Euroliga, está fuera del top 3 de jugadores mejor pagados del Viejo Continente. Con un salario de 3,4 millones, está a más de un millón de distancia de Willy Hernangómez, que con su fichaje por el Barcelona se ha convertido en el jugador mejor pagado de la Euroliga (4,5 millones según) por delante de Shane Larkin (4,2) y Kostas Sloukas (3,5).

Se esperaba haber llegado ya a un acuerdo, pero de momento las negociaciones están en 'stand-by'

El conjunto blanco tiene un tope salarial para la sección de baloncesto que no quiere sobrepasar y por ello mide cada céntimo que puede ofrecer al caboverdiano. Sin embargo, Tavares y su entorno buscan un contrato acorde a lo que ofrece cuando está en la cancha. Y en esa diferencia entre lo que uno ofrece y el otro reclama están los obstáculos que han frenado la negociación.

Las negociaciones, en “stand-by”

Con Tavares en la pintura, el Madrid ha conquistado 12 títulos (3 Ligas, 6 Supercopas, 2 Euroligas y una Copa del Rey) siendo decisivo como demuestran sus trofeos individuales: MVP de la Final Four de la Euroliga, MVP de la final de la Liga Endesa, MVP de la Supercopa, 3 veces Mejor defensor de la máxima competición continental y otras tantas en el torneo doméstico y líder histórico en tapones en Europa. Una hoja de servicio que hizo reaccionar al Madrid, que en 2019 extendió el contrato por cinco temporadas más, hasta 2024.

Fue en el inicio de la temporada 2022-2023, penúltima temporada del contrato actual de Tavares, el momento elegido por ambas partes para comenzar a negociar una nueva renovación. La voluntad de ambas partes es mantener la vinculación. El Madrid sabe que el africano es fundamental para seguir siendo candidato perenne a la Euroliga y Tavares se siente cómodo tanto en el club como en la ciudad.

Hasta el momento se han producido una serie de conversaciones entre ambas partes y, por ahora, no hay novedades. Se esperaba haber llegado ya a un acuerdo, pero de momento las negociaciones están en 'stand-by'. Una calma tensa que ha disparado las alarmas ante la posibilidad de ver a Tavares lejos del WiZink Center. La voluntad de ambas partes sigue siendo la misma, pero por ahora las posturas no están cercanas.

Y sigue ganando

Entre medias, Tavares ha seguido sumando títulos para el Real Madrid, como acaba de hacer en la Supercopa. El conjunto blanco ha conseguido algo inédito en la historia como es la conquista de seis títulos consecutivos. Y todos ellos tienen un denominador común: Edy Tavares.

"Tengo la misma ilusión a pesar de haber ganado tantas Supercopas seguidas. Es como si fuera la primera. Nuestro objetivo es conquistar el primer título de la temporada", asegura el africano a los medios del club madridista. "Estoy en un equipo que es insaciable a la hora de ganar títulos: vamos a por todos".