NBA

Cómo Milwaukee Bucks ha reinventado la mejor defensa de la NBA alrededor de Brook Lopez

Los Bucks, una de las mejores defensas de la liga los últimos años, han cambiado su defensa al completo. Para hacerlo han necesitado un paso adelante de su referente atrás: Brook Lopez.

Brook Lopez tapona a John Collins, de los Atlanta Hawks./Getty Images
Brook Lopez tapona a John Collins, de los Atlanta Hawks. Getty Images

Los Bucks, una de las mejores defensas de la liga los últimos años, han cambiado su defensa al completo. Para hacerlo han necesitado un paso adelante de su referente atrás: Brook Lopez.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Durante toda la campaña 2021-22, los Bucks tuvieron una baja clave. No les faltaba Giannis, su mejor jugador, o Khris Middleton, el mejor anotador. Ni siquiera era Jrue Holiday, el generador del equipo, el motor que hace todo funcionar. Faltaba el ancla defensiva, la pieza que hace que el sistema que lleva dominando la liga por un lustro sea la mejor defensa de la NBA. Faltaba Brook Lopez, el elemento que permite a los Bucks ser los Bucks.

Durante los primeros años de Mike Budenholzer, Milwaukee desafió al sistema. Mientras la NBA se volcaba en el triple como principal herramienta ofensiva, los Bucks decidían proteger el aro y la pintura sin importar el número de tiros intentados desde la distancia por el rival. El invento funcionaba: Milwaukee fue la mejor defensa en 2020 y la segunda mejor en 2019. Para 2021 añadieron una mejora, intercambio defensivo en el bloqueo y continuación, pero siempre protegiendo el aro. Salieron campeones. 

El reto llegó en las pasadas semifinales del Este ante Boston. Los Celtics, conocedores del sistema de Milwaukee, decidieron bombardear a los Bucks desde el triple y lanzaron 88 veces más que su rival. En total anotaron 110 triples en siete partidos por 57 de Milwaukee. Los Bucks dominaron la pintura donde tiraron más y mejor, pero perdieron la batalla del triple y la serie. Tocaba replantear la defensa una vez más. El giro final.

Un sistema sin fallos

Para la temporada 2022-23, con todos los principales activos defensivos disponibles, Lopez, Giannis y Holiday, han decidido que no iban a sacrificar nada. La metáfora de la manta, que nunca cubre del todo y siempre deja sin tapar la cabeza o los pies no aplica para los Bucks. Y para llegar a todo, pintura y triple, necesitaban a su defensor más importante: Brook Lopez. ¿Cómo? Lo que antes hacían Giannis y Brook ahora lo puede hacer solo Lopez, proteger la pintura. 

Cómo Milwaukee Bucks ha reinventado la mejor defensa de la NBA alrededor de Brook Lopez

Ya no viene una ayuda del lado débil, algo que dejaba muchísimos triples liberados desde las esquinas. La pintura es propiedad de Brook y solo de Brook, sin ayudas. Los defensores exteriores ahora tienen más trabajo. En caso de bloqueo y continuación, tienen la obligación de luchar la pantalla y seguir al jugador con balón para complicar el pase a la pintura. En los jugadores de la esquinas, negar la opción de abrir el balón al tiro liberado.

Es la versión mejorada de la que era la mejor defensa de la NBA. En 2021, los rivales anotaban un 61.7% de sus tiros en la pintura; este año la cifra es de 60.8%. Han conseguido bajar los porcentajes de anotación del rival cerca del aro y al mismo tiempo reducir la calidad de los tiros abiertos desde el triple. Incluso en la media distancia, el tiro abandonado en la NBA actual, los Bucks tienen mejores números que en el año del anillo. Y hay un motivo por encima de todos: Brook Lopez. 

DPOY

En lo que va de temporada, Brook está punteando 7.7 tiros cerca del aro (a menos de dos metros de la canasta) el quinto jugador que más y dejando a sus rivales al 50%, un 11.8% por debajo de su porcentaje habitual. De entre los jugadores con más de cinco tiros defendidos por partido, solo Zubac, Zach Collins, Porzingis y Banchero tienen mejor resultado. La cifra de Brook es la más alta de su carrera con diferencia. Además, Brook es líder de la NBA en tapones por noche con 2.7. 

Pero el reto es aguantar físicamente el sistema. Brook Lopez tiene que defender casi dos aclarados por noche y está corriendo más millas por partido de las que ha tenido que hacer desde 2016. La isla desierta en la que se ha convertido la pintura de los Bucks tiene ese efecto. Por suerte, cuando Brook necesita un descanso, el relevo para cumplir ese rol es uno de los mejores defensas de la NBA, Giannis Antetokounmpo. Tener las herramientas permite seguir innovando.

Pero todo pasa por la capacidad de Lopez. Ahora mismo es el favorito para ganar el DPOY, el premio al mejor jugador defensivo: es el referente de la mejor defensa de la NBA. Si el cuerpo aguanta y los números se mantienen, el de los Bucks debería llevarse el premio. Y sería un bonito homenaje a la innovación de la franquicia y como ha reinventado la mejor defensa para mejorarla todavía más. Siempre, eso sí, alrededor de Brook Lopez.