NBA

La labor social de la NBA para Acción de Gracias

Franquicias y estrellas de la liga han salido a la calle a repartir comida para ayudar a familias necesitadas.

CJ  McCollum, uno de los jugadores más comprometidos de la NBA. /GETTY
CJ McCollum, uno de los jugadores más comprometidos de la NBA. GETTY

Franquicias y estrellas de la liga han salido a la calle a repartir comida para ayudar a familias necesitadas.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Por Acción de Gracias, el baloncesto se detiene, pero la NBA no. Porque la liga es mucho más que una competición deportiva, una organización donde 30 franquicias luchan por ser el mejor equipo del mundo. La NBA hace tiempo que dejó atrás la etiqueta de ser algo que sucede únicamente en una pista de baloncesto: es global, es internacional, pero nunca van a olvidar a sus comunidades. Y el día de Acción de Gracias, el último jueves de noviembre, es el ejemplo perfecto para demostrarlo.

Por duodécimo año consecutivo la NBA no tendrá partidos la noche de 'Thanksgiving', una jornada que históricamente ha sido dominada por la NFL. No hay un motivo exacto ni oficial sobre por qué la liga decidió en un inicio dejar de jugar, pero está aceptado así en la sociedad estadounidense. Al contrario, el día de Navidad es un día solo para la NBA (aunque este año, al ser domingo, la NFL ha puesto tres partidos el 25 de diciembre). Hoy es un día para que la NBA se centre en dar al resto. 

Ayudar a los más necesitados

Durante esta semana hemos podido ver a estrellas como Bradley Beal, CJ McCollum o Jamal Murray entregando comida a niños o familias necesitadas. La lista es extensísima, desde Lakers a Charlotte, pasando Orlando, Boston o Atlanta, con sus entrenadores involucrados. Todos ellos han salido a la comunidad a ayudar al resto. Philadelphia, liderados por Tyrese Maxey y su fundación, dieron de comer a otros cientos. "Mis padres me dijeron que, si alguna vez llegaba a la NBA, sería bonito poder ayudar a la comunidad. Y es una manera de agradecerles el apoyo", asegura Maxey.

Los Rockets repartieron 1000 pavos para celebrar Acción de Gracias junto con el rapero 50 Cent, los Thunder otros 400 con toda la plantilla en el parking de una organización en Oklahoma, cerca de su lugar de entrenamiento. La plantilla de Miami tomó turnos con Adebayo y Tyler Herro para dar de comer a 400 familias. "Nadie en mi comunidad hizo esto por mí", explica el pívot. "Así que, siendo yo jugador, poder venir y dar a la gente, es una manera de devolverle a la comunidad y demostrar que todavía estamos conectados".

Hay muchos más ejemplos. Tyrese Haliburton fue el anfitrión de la cena de Indiana Pacers y Fever, el equipo de la WNBA, donde ayudaron a más de 600 personas. En Utah, Jordan Clarkson y Jared Vanderbilt trabajaron de la mano para ayudar a niños en situaciones de necesidad y los Mavericks llevan toda la semana entregando pavos en la ciudad de Dallas, con más de 250 familias habiendo recibido la visita de un jugador de los Mavs.

Temporada de dar

Bajo el paraguas de NBA Cares, el programa de responsabilidad social de la NBA, la semana de Acción de Gracias entra en la campaña de Season of Giving, temporada de dar. Acción de Gracias es la semana en la que Estados Unidos se vuelve más consciente de los problemas de necesidad que afectan al país, y la NBA es otro de los ejemplos de cómo devolver a la comunidad. Es un día para pasar en familia y celebrar, pero también para dar gracias por lo que uno tiene y puede compartir. 

NBA Cares en todo su programa ha proporcionado casi seis millones de horas de servicio a la comunidad, creando espacios seguros para que niños y familias puedan vivir, estudiar o jugar al baloncesto. Además, ha conseguido que 60 millones de niños y adolescentes en todo el mundo formen parte de programas de baloncesto en comunidades alrededor de todo el globo. Y lo hace de la mano de decenas de fundaciones, organizaciones y comunidades alrededor de todo el mundo.

Por eso la liga para esta noche: una pausa para reflexionar. La NBA volverá el viernes con 14 partidos, 28 equipos involucrados, todos menos Dallas Mavericks y Toronto Raptors que se enfrentarán el sábado. Hasta entonces, es momento de dar gracias por poder disfrutar de la mejor liga de baloncesto del mundo.