NBA

Andrew Wiggins es el seguro de vida para Steph Curry

Klay Thompson, Draymond Green y Jordan Poole están siendo irregulares, pero el canadiense está haciendo de todo para que el año de Curry no sea en vano.

Andrew Wiggins machaca en el partido ante los Clippers./AFP
Andrew Wiggins machaca en el partido ante los Clippers. AFP

Klay Thompson, Draymond Green y Jordan Poole están siendo irregulares, pero el canadiense está haciendo de todo para que el año de Curry no sea en vano.

Alejandro Gaitán

Alejandro Gaitán

Stephen Curry está jugando al nivel MVP, si no mejor. Su temporada está siendo digna de estudio, mejorando cada una de las estadísticas de los años en los que se llevó el trofeo de mejor jugador, pero está muy solo. Klay metió 41 puntos y despertó el interés del planeta NBA por saber si había vuelto, pero no es regular. Draymond Green y Jordan Poole han pasado más tiempo ocupando las portadas de la prensa por el incidente en pretemporada que compitiendo. El banquillo no funciona, los refuerzos están lesionados. Menos mal de él. 

Andrew Wiggins el único seguro de estos Warriors más allá de Curry. El canadiense viene de jugar su mejor temporada, haber sido titular en el All Star de 2022 y segundo mejor jugador en un equipo campeón de la NBA, y ha empezado todavía mejor. Ha subido prestaciones en puntos, rebotes, robos, tapones, porcentajes de tiro, triple y tiros libres (su gran debe), comete menos pérdidas y solo en asistencias, donde ha bajado de 2.2 a 2.1, sus números son peores. Y todo defendiendo al mejor jugador rival. 

All Defense

Sus objetivos para la temporada están claros: "Ganar el anillo, intentar ser All Star y conseguir ser All Defensive", decía en una entrevista en la web de la NBA. Formar parte del quinteto defensivo sería la primera vez en su carrera. "Me encanta jugar defensa, es una parte especial de mi juego. No hay nada mejor que parar a tu rival, es la mejor sensación del mundo", explicaba.

Incluso le gusta más dominar en la parte de atrás de la pista que en ataque, donde ya están Curry, Klay o Poole. "Anotar es la cereza del pastel, pero defender es lo que alimenta a la gente" continuaba. Y viene de enfrentarse contra los mejores del mundo. En los últimos playoffs, Steve Kerr usó al que fuera pick #1 del draft de 2014 como principal defensor de Luka Doncic en las finales de conferencia y Jayson Tatum en las finales de la NBA. Y en ambos salió con matrícula de honor.

Este año, por ejemplo, ya le ha hecho la vida imposible a jugadores como Westbrook, Garland, Brunson, RJ Barrett o De'Aaron Fox, todos tirando por debajo del 50% de campo defendidos por Wiggins. Por su capacidad atlética, es capaz de emparejarse con jugadores más físicos, que juegan de tres o cuatro, o bien con bases y escoltas. Y en un sistema defensivo como el de Golden State es clave por asumir cualquier tipo de reto defensivo. 

Nuevo rico

Otro desafío para Wiggins es cerrar el rebote. En los últimos playoffs se disparó hasta los 7.5 por noche, incluyendo partidos de 13 y 16 en las finales y hasta seis noches en dobles figuras en toda la postemporada. "He trabajado duro este verano y en traning camp. Intento estar centrado y luchar por esos rebotes o balones que son 50-50". Su presencia en la pintura y tableros es tan importante como en la defensa, y por eso es tan valorado por la franquicia. 

Wiggins y los Warriors acordaron antes de iniciar la temporada una extensión de 100 millones y cuatro temporadas. "Negociamos, pero es un buen número. Me han tratado bien, es una buena organización, una que gana, y no quiero irme salvo que me toque". La fe que Golden State puso en Wiggins también es valioso para entender por qué el canadiense perdonó algo de dinero. "Solo puedes estar agradecido porque no todo el mundo consigue este tipo de contratos".

Pies en la tierra, cabeza sobre los hombros y trabajo duro. Aquel jugador al que se tildó de sobrevalorado, de no saber competir o de ser un fiasco en el draft ha quedado en el pasado. Wiggins es, a día de hoy, el mejor escudero de Curry, el único que aparecerá cada noche y que le dará con certeza una buena actuación. Y mientras espera a Dray, Klay o Poole, Steph celebra tener un seguro de vida canadiense.