LIGA ENDESA

De la retirada a su tercera etapa en Manresa: Frankie Ferrari, heroico en su debut ante Baskonia

El base firmó hace una semana por el BAXI Manresa para vivir su tercera etapa en el club y ha sido determinante en su primer partido

Frankie Ferrari ante la defensa de Kotsar y Darius Thompson/ acb Photo - J.Alberch
Frankie Ferrari ante la defensa de Kotsar y Darius Thompson acb Photo - J.Alberch

El base firmó hace una semana por el BAXI Manresa para vivir su tercera etapa en el club y ha sido determinante en su primer partido

Luis Hidalgo

Luis Hidalgo

El BAXI Manresa fue uno de los equipos revelación de la pasada temporada en la Liga Endesa y la Basketball Champions League. La dirección técnica con Xevi Pujol a la cabeza tuvo un acierto extraordinario en las incorporaciones con un presupuesto bastante limitado pero que permitió ver en el Nou Congost a jugadores como Chima Moneke (NBA), Joe Thomasson (Zenit) o Ismael Bako (Virtus Bolonia) que este año han dejado el equipo rumbo a otros proyecto mejor remunerados. Pedro Martínez sacó todo el partido a una plantilla joven y talentosa para firmar un año magnífico en Manresa que ponía las expectativas bastante altas para el arranque de la 22/23.

El conjunto manresano solo había conseguido vencer en uno de sus siete primeros encuentro esta temporada después de una pretemporada marcada por los problemas físicos y con algunas apuestas que no estaban funcionando. La secretaría técnica lo avisó al comienzo de las ventanas FIBA: habría cambios y fichajes. Realizaron cuatro fichajes aprovechando el parón aunque uno de ellos, Layman, no llegaría a debutar al detectársele una hernia en el reconocimiento médico. La mayor necesidad era reforzar los puestos interiores ante las salidas de Justin Hamilton y Marcus Lee, además de la lesión de Olumuyiwa por lo que llegó Mathias Tass... que se lesionó en el último entrenamiento. Y Jordan Caroline, el último en llegar, tampoco iba a poder jugar. ¿El único fichaje? Frankie Ferrari para la dirección de juego, quizá la posición menos necesitada dada la situación del equipo.

A pesar de contar solo con 26 años, Frankie Ferrari ya conocía Manresa de dos etapas anteriores. El conjunto manresano fue el que apostó por él para cruzar el Atlántico en la temporada 19/20 tras finalizar su carrera universitaria y su impacto en la Liga Endesa fue inmediato. Promedió 14.7 puntos, 5.7 asistencias y un 46% en triples durante sus 6 primeros partidos de la temporada... antes de que una lesión acabase con la misma. Vista la gravedad de esta decidió rescindir su contrato con el equipo para poder recuperarse sin presión y estar listo para el año siguiente. Pero ese nuevo año no sería menos convulso. Ferarri firmó por el Gran Canaria en verano, llegó al Unicaja Málaga en diciembre y terminó en el BAXI Manresa en el mes de febrero convirtiéndose en uno de los únicos 7 jugadores en la historia de la Liga Endesa en jugar en tres equipos en una misma campaña. En los dos primeros equipos no consiguió continuidad y en Manresa, de nuevo, Pedro Martínez consiguió sacarle un gran rendimiento (11.8 puntos y 5.3 asistencias). De nuevo en el mercado para buscar un contrato favorable.

Su destino fue el Brose Bamberg, un equipo con bastante cartel en Alemania pero su historia dio un giro inesperado: anunció su retirada. A los 25 años dejaba el baloncesto por motivos de salud pidiendo a su entonces equipo que le liberase de su contrato. Podía haber sido el final de la historia. Sin embargo, en enero del año siguiente no solo anunció su regreso, firmó por el Santa Cruz Warriors, equipo afiliado de los Golden State Warriors de la NBA. Su desempeño fue discreto aunque su caché en España seguía siendo notable. Y el teléfono volvió a sonar. El Casademont Zaragoza estaba en una situación crítica en la lucha por la permanencia y decidió apostar por él de cara a las últimas 7 jornadas. Sus 7.5 puntos y 4.1 asistencias no reflejan el verdadero impacto que tuvo en el equipo maño, liderando una inesperada victoria ante el Barça con 16 puntos y firmando un balance de 4-3 para terminar logrando la permanencia por un único triunfo. La renovación le estaba esperando para una 22/23 en la que ni equipo ni jugador habían empezado como deseaban. Mejor seguir por caminos distintos y Ferrari puso rumbo a Manresa.

Frankie Ferrari celebra eufórico la salvación del Casademont Zaragoza en la última jornada  acb Photo - J.Bernal
Frankie Ferrari celebra eufórico la salvación del Casademont Zaragoza en la última jornada acb Photo - J.Bernal

Frankie Ferrari y el BAXI Manresa, toma 3

Sin pívots, con necesidad de sumar y ante un Cazoo Baskonia bastante sólido Frankie Ferrari ha marcado la diferencia desde el primer día, como si las dos etapas anteriores con el BAXI Manresa hubiesen sido con los mismos compañeros y el mismo entrenador. Esto último es la clave. Pedro Martínez siempre ha sabido lo que Ferrari le podía ofrecer sobre la pista y no ha dudado en apostar por él para liberar a Jerrick Harding de la necesidad de tomar tiros en situaciones forzadas. Pero su rol, su encaje y la lectura de lo que pueda aportar al equipo al medio plazo quedan eclipsadas por su rendimiento. 23 puntos con 9/11 en tiros de campo, 5 asistencias, 5 recuperaciones, 28 de valoración y un flamante +23 en los 24 minutos que ha estado sobre la cancha. Un despliegue que les ha valido una victoria y les une al grupo de los equipos con dos triunfos aunque no les saque del descenso. Hace un año Frankie acababa de colgar las botas y vislumbraba un futuro lejos del baloncesto. Ahora vuelve a hacer sonreír a la afición de Manresa.